Inicio » Artículos

Recomendaciones sobre compañías aéreas

Os damos una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes de contratar un servicio con una compañía aérea.

- Antes de formalizar la compra de billete, compara precios y condiciones entre las distintas compañías, teniendo en cuenta las posibles restricciones tanto en peso como en número de maletas que impone cada una, así como los incrementos de precio por sobrepeso que pueden aplicarte al facturar el equipaje en el aeropuerto, de forma que el precio final real no se incremente sobre lo previsto en la oferta inicial.

- En el caso de que adquieras un billete a través de una página web, comprueba que no te aparece preseleccionada la contratación de algún servicio que no desees y te suponga un incremento en el precio final (seguros opcionales, prioridad de embarque, etc...).

- Antes de adquirir el billete, revisa varias veces tu reserva para evitar errores en las fechas, destinos y nombres de los pasajeros, ya que determinadas tarifas no permiten ni cambios ni reembolsos después de realizar la compra.

- El billete es el título de transporte con el que formalizas el contrato con la compañía aérea, y sólo puede ser utilizado por su titular.

- El contrato de transporte te da derecho a ser transportado junto con tu equipaje de acuerdo con las Condiciones Generales de Transporte de la compañía aérea, que pueden consultarse en sus oficinas, y se encuentran resumidas en el billete de pasaje, y que también son de aplicación al billete electrónico.

- Al recibir tu billete examínalo cuidadosamente y lee el contenido en su totalidad. Asegúrate de que está expedido para el vuelo que deseas. Si localizas un error procura que se subsane inmediatamente y no esperes a llegar al aeropuerto para hacerlo. Un simple error de fecha u hora puede hacerte perder el viaje.

- El billete electrónico tiene las mismas condiciones y la misma validez que un billete tradicional en formato papel.

- El billete electrónico debe incluir necesariamente el itinerario, nombre del viajero, localizador y número de reserva, así como las referencias pertinentes a los convenios internacionales que se apliquen, y toda la información de obligada notificación a los pasajeros que tradicionalmente ha figurado en los billetes de papel. De la misma forma, el e-ticket debe incluir las condiciones de la tarifa y las posibles restricciones que puedan concurrir.

- Al hacer tu reserva, ésta queda registrada en los sistemas de la compañía y en lugar de emitir un billete en papel, la compañía aérea o la agencia de viajes te facilitará un código o localizador de tu reserva que debes guardar o apuntar.

- Debes presentarte en el mostrador de facturación con la misma antelación que lo harías si tuvieses un billete en formato papel, y debes presentar el localizador de tu reserva y un documento oficial de identificación.

- Algunas compañías permiten emitir la tarjeta de embarque a través de Internet. Ésta es una opción muy recomendable y segura ya que se evitará posibles incidencias de última hora.

El billete electrónico tiene una serie de ventajas:

  • Es beneficioso para el medio ambiente, ya que reduce el consumo de papel.
  • Es más barato para ti, ya que te ahorras el coste de emisión del billete.
  • Es más seguro, ya que es más difícil perderlo.
  • Es más cómodo, ya que puedes hacer una reserva por Internet o por teléfono sin tener que desplazarte a recoger el billete.
  • El billete electrónico te será enviado a tu cuenta de correo electrónico particular. Lo más importante es que anotes en lugar seguro el número de localizador para presentarlo junto al DNI o Pasaporte en el momento del embarque.
Valora el artículo: 

Contenidos relacionados