Inicio » Artículos

Recomendaciones sobre el mercado libre de la electricidad: las visitas y llamadas de las comercializadoras

La persona consumidora debe estar bien informada si va a contratar en el mercado libre de la electricidad, en especial, ante las visitas de comerciales a domicilio o las llamadas telefónicas de las comercializadoras

1) Antecedentes

Desde el 1 de abril de 2014, los puntos de suministro de electricidad efectuados a tensiones no superiores a 1 kV y con potencia contratada menor o igual a 10 kW pueden recibir el suministro eléctrico de 3 formas de contratación: mediante el conocido como Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), mediante un precio fijo anual o por medio del suministro en el mercado libre.

2) ¿Qué problemática se está generando en relación al mercado libre?

El proceso de liberalización del mercado del suministro eléctrico, a través de la contratación del suministro de electricidad en el mercado libre, propicia que se produzca la cada vez más frecuente visita de comerciales a los domicilios o bien llamadas telefónicas, en ocasiones agresivas e invasivas, por parte de las mismas empresas comercializadoras del mercado libre u otras empresas que actúan a través de ellas, es decir, subcontratas.

Las personas que van puerta a puerta (o bien que llaman por teléfono) se identifican como comerciales de la misma empresa con la que se tiene el contrato o bien de cualquier otra empresa comercializadora. Algunas veces, se ofrecen descuentos o promociones atractivas que, en teoría, van a suponer un ahorro importante en la factura, para lo cual nos piden ver nuestra factura eléctrica. En otras ocasiones, por ejemplo, se nos dice que hay un error en la factura y que ha de ser revisada porque nos están cobrando de más.

Hay que tener especial cuidado ya que, en más de una ocasión, la visita o llamada de estos comerciales puede perseguir la obtención de datos personales u obtención de la firma de algún documento que puede implicar: cambio de empresa comercializadora y paso a mercado libre; paso a contrato libre dentro de la propia empresa; inclusión en nuestro nuevo contrato de servicios complementarios con la subida de precios encubierta; en ocasiones se ha producido, incluso, falsificación de firmas. Este tipo de contratos suele tener un compromiso de permanencia.

Todo lo anterior es mucho más delicado cuando se descubre que las víctimas predilectas de este tipo de conductas suelen ser personas mayores, personas que viven solas o personas de bajo nivel cultural.

3) Recomendaciones

Para que las personas consumidoras puedan estar preparadas ante estas visitas o llamadas telefónicas inesperadas de personal comercial ofreciéndole una determinada oferta relativa al mercado eléctrico, se facilitan unas sencillas recomendaciones:

  • Antes de decidirse por una determinada oferta es bueno comparar precios y servicios con empresas diferentes.
  • Leer detenida y atentamente el contrato y sus condiciones, e informarse especialmente de si se incluyen servicios accesorios, cuáles son las condiciones de revisión de precios de los contratos, si existen compromisos de permanencia que impliquen penalización por cancelación, procedimientos para reclamar, etc.
  • En el caso de que se presenten comerciales en nuestro domicilio o se reciban llamadas telefónicas, extremar las precauciones y no dejarse presionar ni precipitarse en contratar ni firmar nada sin pensarlo con detenimiento.
  • Solicitar una copia del contrato con todas las condiciones ofrecidas para un estudio pormenorizado antes de firmar nada. Por lo tanto, si nos ofrecen un contrato de electricidad en el mercado libre, no debemos firmar a la ligera, y debemos exigir que nos faciliten el contrato para nuestro estudio con detenimiento y, sólo si nos interesa, proceder a la firma del mismo.
  • De vital importancia es no facilitar a nadie que venga a casa o nos llame por teléfono: datos bancarios, datos de facturas anteriores, otros datos personales (DNI,…). Estos datos podrían ser utilizados para una contratación encubierta.
  • En caso de que la persona consumidora llegara a celebrar algún contrato celebrado fuera de establecimiento comercial (por ejemplo: casos de contratación telefónica, contratación en domicilio o por Internet), sepa que dispone del plazo de 14 días para el desistimiento del contrato sin penalización, ni justificación alguna.
  • En contratación por Internet, guarde siempre copia del contrato firmado.
  • Consultar de manera periódica la factura eléctrica para comprobar que todo está acorde con lo que realmente tenemos contratado.

4) Otras recomendaciones dirigidas a determinados colectivos (personas mayores, personas que vivan solas u otros)

Además de las recomendaciones anteriores, y dado que las personas mayores son un colectivo blanco perfecto para los fraudes o estafas en las ventas a domicilio o llamadas telefónicas (en particular, referente al mercado de la electricidad), se ofrecen una serie de consejos:

  • No abrir la puerta a personas desconocidas, ni a través del portero automático.
  • Desconfiar de personas que llaman diciendo ser de correos en horas fuera de reparto.
  • En el caso de que la persona viva sola, no ofrezca indicios de esta situación, por ejemplo disponiendo solo su nombre en el buzón. Procurar que aparezca otro nombre, además del suyo, en el buzón (aun siendo ficticio).
  • Si se recibe una llamada de teléfono de una persona desconocida que le ofrece un determinado servicio o contrato, no facilitar nunca datos bancarios, datos personales como DNI, entre otros, ni dar indicios de que se vive solo o sola.

RECUERDE

Antes de contratar en el mercado libre o por la tarifa anual que ofrecen las comercializadoras, informarse bien:

  1. Si conviene más la tarifa regulada conocida como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Si ya se dispone de PVPC, valorar si merece realmente la pena pasar al mercado libre y, si es así, antes de firmar contrato comprobar que la tarifa de mercado libre es, efectivamente, más ventajosa.
  2. Si se goza del derecho a contratar la denominada Tarifa de Último Recurso o Bono Social eléctrico, tarifa más ventajosa y destinada a determinados colectivos.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: 
5