Inicio » Artículos

Recomendaciones sobre los videojuegos

A continuación, se ofrecen una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes de adquirir un videojuego.

A la hora de adquirir un videojuego, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Todo videojuego debe comercializarse con su etiqueta.
  • Lea detenidamente el etiquetado. 
  • En la etiqueta deberá figurar, al menos, la siguiente información:
  1. La denominación del producto.
  2. Nombre o razón social y domicilio del fabricante, envasador o vendedor establecido en la Unión Europea.
  3. La información se presentará, al menos, en español.
  • Elija el videojuego en función de su contenido y de la edad de la persona que lo va a utilizar, poniendo especial cuidado cuando dichos videojuegos vayan dirigidos a la infancia, evitando aquellos productos que transmitan valores sexistas, violentos o racistas.
  • Efectuada la compra, si el establecimiento no le expide el ticket o factura de compra, exíjalo pues está obligado a entregárselo. Éste le será de gran utilidad si fuera necesario solicitar la devolución del producto o presentar alguna reclamación. En el ticket o factura deberá figurar, entre otros aspectos, el N.I.F. y/o la razón social de la entidad fabricante.
  • Los establecimientos deberán disponer de Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición de las personas consumidoras, para lo cual se exhibirá un cartel de tal forma que se pueda conocer claramente su existencia.
  • El denominado Código PEGI (sistema de clasificación por edades establecido por Información Paneuropea sobre Juegos), se estableció con el objeto de ayudar a las personas progenitoras europeas a tomar decisiones informadas a la hora de adquirir juegos de ordenador o videojuegos.
  • En relación con los videojuegos adheridos al Código PEGI, se deberá ofrecer información sobre la clasificación por edades y contenidos.

Las etiquetas PEGI que marcan la edad a la cual va destinado el videojuego:

Las etiquetas PEGI deben colocarse en el anverso y el reverso de los estuches e indican uno de los siguientes niveles de edad: 3, 7, 12, 16 y 18. Estos niveles indican de manera fiable la idoneidad del contenido del juego en términos de protección de las personas menores. La clasificación por edades no tiene en cuenta el nivel de dificultad ni las habilidades necesarias para jugar.

  1. PEGI 3. El contenido de los juegos clasificado de esta forma se considera apto para todos los grupos de edades. Se acepta cierto grado de violencia dentro de un contexto cómico (típicos de los dibujos animados). El niño y la niña no deberían poder relacionar los personajes de la pantalla con personajes de la vida real, los personajes del juego deben formar parte exclusivamente del ámbito de la fantasía. El juego no debe contener sonidos ni imágenes que puedan asustar o amedrentar a los niños y las niñas. No debe oírse lenguaje soez.
  2. PEGI 7. Pueden considerarse aptos para esta categoría los juegos que normalmente se clasificarían dentro de 3 pero que contengan escenas o sonidos que puedan asustar.
  3. PEGI 12. En esta categoría pueden incluirse los videojuegos que muestren violencia de una naturaleza algo más gráfica hacia personajes de fantasía y/o violencia no gráfica hacia personajes de aspecto humano o hacia animales reconocibles. Así como los videojuegos que muestren desnudos de naturaleza algo más gráfica. El lenguaje soez debe ser suave y no debe contener palabrotas sexuales.
  4. PEGI 16. Esta categoría se aplica cuando la representación de la violencia (o actividad sexual) alcanza un nivel similar al que cabría esperar en la vida real. Las personas jóvenes de este grupo de edad también deben ser capaces de manejar un lenguaje más soez, el concepto del uso del tabaco y drogas y la represenatción de actividades delictivas.
  5. PEGI 18. La clasificación de adulto se aplica cuando el nivel de violencia alcanza tal grado que se convierte en representación de violencia brutal o incluye elementos de tipos específicos de violencia. La violencia brutal es el concepto más difícil de definir, ya que en muchos casos puede ser muy subjetiva pero, por lo general, puede definirse como la representación de violencia que produce repugnancia en la persona espectadora.

 

Los descriptores que aluden a los contenidos que aparecen en los videojuegos:

Los denominados descriptores que aparecen en el reverso de los estuches de videojuegos indican los motivos principales por los que un juego ha obtenido una categoría de edad concreta. Existen 8 tipos de descriptores: lenguaje soez, discriminación, drogas, miedo, en línea, sexo, violencia y juego.

 

Lenguaje soez: el juego contiene palabrotas.
Discriminación: el juego contiene representaciones discriminatorias, o material que puede favorecer la discriminación.
Drogas: el juego hace referencia o muestra el uso de drogas.
Miedo: el juego puede asustar o dar miedo a niños y niñas.
En línea: el juego puede jugarse en línea.
Sexo: el juego contiene representaciones de desnudez y/o comportamientos sexuales o referencias sexuales.
Violencia: el juego contiene representaciones violentas.
Juego: juegos que fomentan el juego de azar y apuestas o enseñan a jugar.
 

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: 
5