Inicio » Artículos

Recomendaciones a tener en cuenta en la facturación de la electricidad por horas

Con motivo de la obligatoriedad de las compañías eléctricas a la facturación horaria a partir del 1 de octubre para las personas que dispongan de PVPC y cuenten con contador inteligente efectivamente integrados en el sistema, se ofrecen una serie de recomendaciones que puedan favorecer el ahorro

 A partir del 1 de octubre de 2015, se hace definitivamente efectiva la obligación de las empresas eléctricas a proceder a la facturación horaria de la electricidad, siempre que:

1. Se disponga de contador inteligente integrado de manera efectiva en el sistema, y

2. Se tenga contratado el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), es decir, la tensión con que se realiza el suministro de energía no supera 1 kV, y la potencia contratada no excede de los 10 kW.

Esta facturación por horas va a suponer una serie de cambios sobre todo en cuanto a hábitos de consumo para las personas consumidoras ya que, a partir de ahora, el sistema permitirá conocer las horas en las que el consumo de electricidad será más barato y más caro. Se marcarán los precios más bajos en las horas de menor demanda, y los precios más altos en horas de mayor demanda, pudiendo, en consecuencia, la persona usuaria regular su consumo en función de los precios.

Por todo ello, es de vital importancia que la persona consumidora disponga de la adecuada información con el objeto de no llevarse una desagradable sorpresa en forma de precios excesivos en su factura de la luz. Se pueden dar una serie de consejos:

1) La persona consumidora podría estudiar solicitar una reducción de la potencia contratada. No en pocas ocasiones, las personas usuarias tienen contratada una potencia no adaptada a sus necesidades reales. Se evita, por lo tanto, tener contratada una potencia excesiva.

Para llevar a cabo lo anterior, es aconsejable valorar los tipos y número de aparatos eléctricos de que se dispone en casa y la potencia que consumen, procurando no utilizar al mismo tiempo varios electrodomésticos que consuman mucha potencia.

2) Comprobar si, en virtud de nuestras circunstancias, nos correspondiera el denominado Bono Social, ya que esto supondría un importante ahorro. Para poder gozar del Bono Social, habrá que reunir una serie de requisitos:

  • Personas físicas que tengan menos de 3 kW de potencia contratada.
  • Personas consumidoras con 60 años o más de edad que acrediten ser pensionistas del Sistema de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente y viudedad y que perciban las cuantías mínimas vigentes para dichas clases de pensión con respecto a las personas titulares con cónyuge a cargo o a los titulares sin cónyuge que viven en una unidad económica unipersonal, así como las personas beneficiarias de pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez y de pensiones no contributivas de jubilación e invalidez mayores de 60 años.
  • Las personas consumidoras que acrediten ser familias numerosas y las personas consumidoras que acrediten formar parte de una unidad familiar que tenga todos sus miembros en situación de desempleo.
  • Obviamente, para, en su caso, poder ser beneficiaria del Bono Social, la persona usuaria debe estar acogida al actual PVPC.

3) Es aconsejable valorar cambios de hábitos de consumo. Hasta ahora los precios se basaban en el precio del consumidor promedio que se mantiene igual todo el día (variable de un día para otro). A partir de ahora el precio de la luz cambia cada hora. Por ello, es importante conocer los momentos del día en que la luz saldrá más cara. De manera aproximada:

  • Los periodos más caros para consumir electricidad serían: entre las 8 horas de la mañana y las 12 horas del mediodía, y entre las 16 horas de la tarde y las 23 horas de la noche.
  • El periodo más barato para consumir electricidad sería: entre las 23 horas de la noche y las 8 horas de la mañana del día siguiente.
  • Hay otro periodo también económico para consumir electricidad (aunque no tanto como el anterior): entre las 12 horas del mediodía y las 16 horas de la tarde.
  • Se puede, por lo tanto, desplazar el uso de los electrodomésticos (especialmente de los que más consumen) a franjas horarias más económicas, por ejemplo programándolos para que funcionen a horas determinadas.

4) Realizar un consumo más eficiente de la energía (se facilita contenido relacionado sobre consumo eficiente de la energía en la vivienda).

5) Recuerde que el PVPC no tiene cláusula de permanencia alguna.

Valora el artículo: