Inicio » Artículos

Tenlo en cuenta antes de comprar

Cuando vayas a adquirir algún bien o producto es aconsejable primero definir cuáles son tus necesidades, qué características concretas son las que necesitas y cuáles son prescindibles. No te olvides de pensar en el presupuesto del que dispones o en posibles vías de financiación.

Te recomendamos comparar entre distintas marcas y compañías para conocer las características que ofrecen en productos similares y cuál de ellos se ajusta mejor a lo que buscamos. De hecho, hay asociaciones de consumidores que realizan estudios y comparativas en productos y servicios específicos que pueden serte de utilidad.

También hay observatorios de precios desarrollados por administraciones o entidades públicas que ofrecen información actualizada periódicamente. Algunos ejemplos son:
  • El portal de precios y competencia de la Junta de Andalucía ofrece información sobre
  • precios de bienes o servicios de gran consumo, así como estudios sobre distintos     sectores productivos especializados.
  • El Observatorio de precios del Ministerio de Industria, Energía y Turismo incluye
  • índices y tendencias en alimentación y droguerías de toda España.
  • El Geoportal del Ministerio de Industria, Energía y Turismo ofrece las estaciones de
  • servicios con precios más económicos en función del tipo de combustible.

Las redes sociales son también una nueva vía para conocer la opinión de otros consumidores, cómo les ha ido con un producto o servicio, y si están satisfechos o no con ellos y con la política de atención al cliente de las empresas. Otros ejemplos útiles pueden ser los foros sobre viajes o servicios de restauración. Pero no todo lo que aparece en Internet tiene porqué ser cierto. Usa tu propio criterio y pregunta cuando tengas alguna duda.

Si finalmente te decides por un producto o servicio, antes de comprarlo infórmate sobre el modo de pago o las garantías que te ofrecen en caso de una posible devolución, especialmente si se trata de una compra electrónica. Lee atentamente la publicidad del producto o servicio que quieras adquirir y guárdala, ya que puede resultarte útil. La publicidad forma parte del contrato y, por tanto, obliga al que la anuncia.

En nuestro país disponemos de un Sistema Arbitral de Consumo que tiene como objetivo la resolución de conflictos entre los consumidores y usuarios y los empresarios o profesionales, siempre que el conflicto no verse sobre intoxicación, lesión o muerte o existan indicios racionales de delito.

Las redes sociales son también una nueva vía para conocer la opinión de otros consumidores

A través del sistema arbitral de consumo las partes voluntariamente encomiendan a un órgano arbitral, que actúa con imparcialidad, independencia y confidencialidad, la decisión sobre la controversia o conflicto surgido entre ellos. Esta decisión, vinculante para ambas partes, tiene la misma eficacia que una sentencia. Por ello te recomendamos que, en la medida de lo posible, si tienes que adquirir algún bien o consumo, lo hagas siempre en empresas que estén adheridas a la Junta arbitral de Consumo.

Ten en cuenta que tanto si adquieres bienes o productos como si realizas acuerdos o firmas o contratos con empresas cuyos domicilios están fuera de la Unión Europea, puede resultar más difícil exigir la protección de tus derechos como persona consumidora. En el Centro Europeo del Consumidor puedes obtener más información.

Valora el artículo: 

Contenidos relacionados