Inicio » Artículos

¿Qué debemos saber sobre las ventas de saldos?

Se considera venta de saldos la venta promocional de productos cuyo valor de mercado aparezca manifiestamente disminuido a causa del deterioro, desperfecto, desuso, obsolescencia de los mismos, u otras circunstancias que afecten a su naturaleza o a su utilidad.

Etiquetas:

No cabe calificar como venta de saldos:

  • La de aquellos productos cuya venta bajo este régimen implique riesgo o engaño para la persona que los compra
  • La de aquellos productos que no se venden realmente por precio inferior al habitual.
  • La de productos que se vendan por el solo hecho de ser un excedente de producción o de temporada.

La información en las ventas de saldos.

  • Deberá ir acompañada de información suficiente sobre las circunstancias y causas concretas que la motiven.
  • Deberá informar claramente a la persona consumidora de la procedencia y motivos que justifican su inclusión en esta modalidad de venta, con clara determinación, en su caso, de la existencia de taras o deterioros en los artículos ofrecidos, pérdida de actualidad o limitación del surtido a determinadas tallas, colores o modelos.
  • En todo caso, los productos puestos a la venta bajo la modalidad de ventas de saldos no podrán comportar riesgos ni entrañar engaños para las personas consumidoras.

Establecimientos que practican la venta de saldos con carácter no habitual.

Este tipo de establecimientos deberán:

  • Fijar claramente en las etiquetas indicativas el precio anterior y el actual de saldo del producto.
  • Tener los productos que ofrecen para su venta en saldo físicamente separados de aquellos que no lo son.
  • Indicar en la publicidad las fechas de inicio y terminación de la venta de saldos.

Establecimientos de ventas de saldos.

Para la venta de saldos con carácter habitual y permanente, será preciso que el establecimiento esté dedicado exclusivamente a este tipo de ventas. En el rótulo del establecimiento deberá recogerse claramente esta circunstancia.

Establecimientos de venta de restos de fábrica.

Son aquellos que están dedicados exclusivamente a la venta directa y permanente por la entidad fabricante, bien por sí misma o a través de la entidad comerciante minorista que venda o distribuya su marca, de productos de saldo (con excepción de los productos de alimentación).

Con independencia de su denominación comercial, estos establecimientos deberán insertar expresamente en todos sus instrumentos promocionales la fórmula "establecimiento de venta de restos de fábrica".

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: