Inicio » Artículos

Ya está permitido usar dispositivos móviles en 'modo avión' en despegues y aterrizajes

Desde el pasado viernes 10 de enero de 2014 se podrán utilizar los dispositivos electrónicos portátiles utilizados “en modo avión”, durante las maniobras de despegue y aterrizaje de las aeronaves.

El pasado día 9 de enero se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Resolución de 20 de diciembre de 2013, de la Dirección de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, por la que se establecen los requisitos operacionales para el cumplimiento de lo previsto en EU OPS 1.110 y JAR OPS 3.110 relativos al uso de dispositivos electrónicos portátiles a bordo de las aeronaves.

Esta norma adapta la normativa europea a la legislación española para la utilización de dispositivos electrónicos portátiles (los denominados “PED’s” de las siglas en inglés Portable Electronic Devices) en “modo avión” (es decir, el dispositivo deberá permanecer en un estado que no permita las llamadas, ni los mensajes, ni las conexiones de Internet) en las aeronaves.

¿Qué sucedía al respecto hasta ahora?

Se permitía la utilización de estos dispositivos, “en modo avión” sólo cuando el avión estaba a más de 10.000 pies de altitud (unos 3.000 metros de altitud).

Durante los despegues y aterrizajes debían de ser desconectados por completo.

De acuerdo con la nueva norma, ¿qué se podrá utilizar y en qué momento en los aviones?

A partir de ahora, y de acuerdo con la normativa, se permitirá, durante todas las fases del vuelo (despegues, durante el vuelo, aterrizajes) la utilización de dispositivos electrónicos portátiles como por ejemplo:

  • Libros electrónicos.
  • Dispositivos mp3.
  • Tablets.
  • Smartphones y otros dispositivos móviles.
  • Cámaras digitales.
  • Videoconsolas portátiles.

En el caso de dispositivos que puedan hacer o recibir llamadas, mensajes, o conectarse a Internet, deben estar en “modo avión” o “modo vuelo”.

Se exceptúan los ordenadores portátiles durante las maniobras de despegue y aterrizaje, que seguirán sin poderse utilizar en esos momentos, debido al tamaño que suponen.

¿Pero ya significa que se podrán utilizar estos dispositivos sin excepción alguna?

No, puesto que la decisión final de permitir el uso de este tipo de aparatos en todas las fases del vuelo es de las compañías aéreas, que deben adaptar sus procedimientos a los requisitos exigidos en la nueva normativa, y después éstos tendrán que ser aprobados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Por lo tanto, será la compañía aérea, una vez cumplidas las condiciones de seguridad exigidas, la que decida si los pasajeros pueden tener sus dispositivos electrónicos encendidos “en modo avión” durante todas las fases del vuelo. En cualquier caso, los pasajeros deben seguir las instrucciones de seguridad de la tripulación (sólo se podrán utilizar esos dispositivos electrónicos si la tripulación lo permite).

Valora el artículo: