Inicio » Articulos

Créditos inmobiliarios. Los préstamos inmobiliarios en moneda extranjera

Los préstamos en moneda extranjera se definen como todo contrato de préstamo inmobiliario denominado en una moneda diferente de la del Estado miembro en que resida la persona prestataria, o de aquella en la que esta tenga los activos o reciba los ingresos con los que reembolsar el préstamo en el momento de formalizar el contrato.

Aspectos básicos que deberán cumplir los préstamos inmobiliarios en moneda extranjera.

  • En los contratos de préstamo denominados en moneda extranjera la persona prestataria tendrá derecho a convertir el préstamo a una moneda alternativa. En el momento de solicitar el cambio, la persona prestataria optará por una de esas 2 alternativas. Esta moneda alternativa será:
  1. La moneda en la que la persona prestataria perciba la mayor parte de los ingresos o tenga la mayoría de los activos con los que ha de reembolsar el préstamo (según lo que indicó en el momento en que se realizó la evaluación de la solvencia más reciente relativa al contrato), o
  2. La moneda del Estado miembro en el que la persona prestataria fuera residente en la fecha de celebración del contrato de préstamo o sea residente en el momento en que se solicita la conversión.
  • El tipo de cambio utilizado en la conversión será el tipo de cambio vigente en la fecha en que se solicite la conversión (salvo que contractualmente se establezca otra cosa).
  • Salvo que el contrato de préstamo establezca otra cosa, el tipo de cambio utilizado para la conversión será el publicado por el Banco Central Europeo en la fecha en que se solicita la conversión.
  • Las entidades prestamistas informarán de manera periódica a la persona prestataria sobre:
  1. El importe adeudado con el desglose del incremento que, en su caso, se haya producido.
  2. El derecho de conversión en una moneda alternativa.
  3. Las condiciones para ejercer dicha conversión.
  4. Los mecanismos contractualmente aplicables para limitar el riesgo de tipo de cambio a que esté expuesta la persona prestataria.
  • La información anterior será facilitada, en todo caso, cuando el valor del importe adeudado por la persona prestataria o de las cuotas periódicas difiera en más del 20% del importe que habría correspondido de haberse aplicado el tipo de cambio entre la moneda del contrato de préstamo y el euro vigente a la fecha de celebración del contrato de préstamo.
  • Lo dispuesto sobre los préstamos inmobiliarios en moneda extranjera se pondrá en conocimiento de la persona prestataria a través:
  1. De la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN).
  2. Del contrato de préstamo.
  • Cuando los contratos de préstamo no contengan disposiciones destinadas a limitar el riesgo de tipo de cambio a que esté expuesta la persona prestataria a una fluctuación del tipo de cambio inferior al 20%, la FEIN deberá incluir un ejemplo ilustrativo de los efectos que tendría una fluctuación del tipo de cambio del 20%.
  • El incumplimiento de alguna de las exigencias o requisitos establecidos para los préstamos inmobiliarios en moneda extranjera implicará:
  1. La nulidad de las cláusulas multidivisa a favor de la persona prestataria.
  2. Que la persona prestataria pueda solicitar la modificación del contrato de tal modo que se considere que el préstamo fue concedido desde el principio en la moneda en la que esta percibiera la parte principal se sus ingresos.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: