Inicio » Articulos

Las piezas de repuesto utilizadas en los talleres de reparación de vehículos

Las piezas de repuesto son las que garantizan en el vehículo el mantenimiento de las características técnicas y de seguridad que se establecieron para la homologación.

Clasificación de las piezas de repuesto.

Por su procedencia, las piezas de repuesto se clasifican en:

  • Originales de marca: forman parte de los repuestos suministrados por la entidad fabricante del vehículo.
  • De marca: fabricadas por empresas especializadas que garantizan que, por sus características técnicas, cumplen las condiciones de garantía.
  • Elementos, equipos o conjuntos reconstruidos: los recambios originales de marca o de marca que han sido reparados. Por la procedencia de la reparación se puede distinguir:
  1. Reconstruidos por la propia entidad fabricante.
  2. Reconstruidos por servicios autorizados de las entidades fabricantes.
  • Elementos, equipos o conjuntos usados o no específicos del modelo del vehículo a reparar.

La utilización de las piezas de repuesto.

Se tienen una serie de obligaciones de los talleres de reparación de vehículos con relación a la utilización de las piezas de repuesto a usar en las reparaciones:

  • Con carácter general, todos los elementos, piezas o conjuntos que los talleres utilicen en sus reparaciones deberán ser originales de marca o de marca.
  • Podrán utilizarse elementos, equipos o conjuntos reconstruidos siempre que exista conformidad escrita de la clientela, y siempre que el taller se responsabilice, también por escrito, de que las citadas piezas estén en buen estado y ofrecen suficiente garantía.
  • Solo podrán utilizarse elementos, equipos o conjuntos usados o no específicos del modelo del vehículo a reparar en los casos siguientes y siempre que no afecte a elementos activos o conjuntos de sistemas de frenos, suspensión y dirección del vehículo:
  1. Por razón de urgencia justificada.
  2. Por tratarse de elementos de modelos que se han dejado de fabricar y de figurar en las existencias normales de los almacenes de repuestos.
  3. Por cualquier otra razón aceptada por la persona usuaria.
  • Los talleres de reparación de vehículos tendrán prohibido la instalación en los vehículos piezas, elementos o conjuntos cuyo uso no esté permitido por el Reglamento General de Vehículos.
  • Las piezas, elementos o conjuntos que los talleres utilicen en sus reparaciones deberán:
  1. Llevar fijada la marca de la entidad fabricante de manera legible e indeleble (si este requisito es exigido por la normativa específica).
  2. Llevar, además, la contraseña de homologación en el caso de que sea obligatoria.
  • El pequeño material (arandelas, pasadores, etc.) que, por su configuración o tamaño, no permita fijar sobre él la marca de entidad fabricante deberá poder identificarse por la marca del mismo fijadas en etiquetas, marchamos o en el estuche o paquete que lo contenga.
  • El taller que efectúe la reparación está obligado a presentar a la clientela y entregarle al término de la misma, salvo renuncia expresa y por escrito de esta, las piezas, elementos o conjuntos que hayan sido sustituidos.
  • Todos los talleres de reparación de vehículos están obligados a tener a disposición del público, para su consulta, dentro del establecimiento justificación documental que acredite el origen y precio de los repuestos utilizados en las reparaciones.
  • Se prohíbe la sustitución innecesaria de piezas, cuando ello suponga un incremento de costo para la persona usuaria o una posible degradación del vehículo. Asimismo, se prohíbe la utilización de piezas, elementos o conjuntos usados sin autorización, inadecuados o no marcados y/u homologados cuando estos últimos requisitos sean preceptivos.

Para la utilización de este tipo de elementos, equipos o conjuntos usados o no específicos del modelo del vehículo a reparar:

  1. Será requisito indispensable que exista conformidad escrita de la clientela.
  2. El taller se debe responsabilizar, por escrito, que las piezas usadas se encuentran en buen estado y ofrecen suficiente garantía.
  3. Las piezas no específicas permiten una adaptación con garantía suficiente en el modelo de vehículo que se repara.

 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: