Inicio » Articulos

Recomendaciones para evitar el slamming

A continuación se ofrecen una serie de recomendaciones para evitar el alta con una compañía operadora sin el consentimiento de la persona consumidora.
slamming

El slamming es una palabra de origen inglés que describe un procedimiento por medio del cual se produce un cambio de compañía de telecomunicaciones sin el consentimiento previo por parte de la persona consumidora y usuaria, utilizándose para ello técnicas fraudulentas.

Como resultado, la persona consumidora y usuaria descubre que su línea telefónica ha sido traspasada a otra compañía de telecomunicaciones sin el consentimiento de la persona titular de la misma. Esto puede detectarse de diversas formas, por ejemplo:

  • La compañía operadora original realiza contraoferta a la persona consumidora, ya que aquélla entiende que ésta se ha pasado a otra compañía de telecomunicaciones.
  • La persona consumidora empieza a recibir facturas procedentes de otra compañía operadora.
  • De repente se deja de recibir servicio por parte de la compañía operadora actual, y al llamar al mismo éste le informa que ya no se es cliente porque la línea ha sido traspasada a otra compañía de telecomunicaciones.

A continuación, se ofrecen una serie de recomendaciones al objeto de evitar los efectos del slamming:

  • Revisar cuidadosamente la factura telefónica, observando especialmente si aparece en ella el nombre de alguna nueva compañía de telecomunicaciones.
  • Si recibe alguna oferta por alguna compañía de telecomunicaciones, y no desea contratarla, decir claramente que NO se desea contratar o que NO se está interesado o interesada.
  • Cuando no se desee contratar un determinado servicio ofertado por una compañía de telecomunicaciones, es altamente recomendable no facilitar a dicha compañía datos personales en caso de ser solicitados por ésta (ni, por supuesto, el número de cuenta bancaria).
  • Si se recibe alguna llamada telefónica por parte de una supuesta compañía de telecomunicaciones, antes de tomar una decisión, convendría confirmar con la compañía en cuestión la veracidad o legitimidad de dicha llamada.
  • Siempre asegurarse de leer cuidadosamente toda la información facilitada por la compañía de telecomunicaciones, entender claramente las tarifas, términos y condiciones de la oferta, almacenando, si es posible cualquier tipo de publicidad o folletos que se hayan podido facilitar.
  • Si a pesar de las recomendaciones e información anteriores, la persona consumidora ya ha sido víctima de slamming, se recomienda interponer la oportuna reclamación.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: