Inicio » Consultas » Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes: Real Decreto 1801/2003, de 26 de diciembre, sobre seguridad general de los productos

¿Cuando se considera que un producto es seguro?

¿Cuando se considera que un producto es seguro?

Cualquier producto que, en condiciones de utilización normales o, no presente riesgo alguno o riesgos mínimos compatibles con el uso del producto y considerados admisibles dentro del respeto de un nivel elevado de protección de la salud y de la seguridad de las personas, habida cuenta de lo siguiente: Las características del producto, entre ellas su composición y envase. El efecto sobre otros productos, cuando razonablemente se pueda prever la utilización del primero junto con los segundos. La información que acompaña al producto (etiquetado; avisos e instrucciones de uso, eliminación, montaje, instalación y mantenimiento, así como cualquier otra información relativa al producto). La presentación y publicidad del producto. Las categorías de consumidores que estén en condiciones de riesgo en la utilización del producto, en particular, niños y personas mayores. La posibilidad de alcanzar niveles superiores de seguridad o de obtener otros productos que presenten menor grado de riesgo no será razón suficiente para considerar que un producto es inseguro. (Artículo 2 RD 1801/2003)

¿Qué se entiende por riesgo?

¿Qué se entiende por riesgo?

Es la posibilidad de que los consumidores y usuarios sufran un daño para su salud o seguridad, derivado de la utilización, consumo o presencia de un producto. Para calificar un riesgo desde el punto de vista de su gravedad, entre otras posibles circunstancias, se valorará conjuntamente la probabilidad de que se produzca un daño y la severidad de éste. Se considerará riesgo grave aquel que en virtud de tales criterios exija una intervención rápida de las Administraciones públicas, aun en el caso de que los posibles daños para la salud y seguridad no se materialicen inmediatamente. (Artículo 2 RD 1801/2003)

¿Qué se entiende por productor?

¿Qué se entiende por productor?

1.º El fabricante de un producto cuando esté establecido en la Comunidad Europea. Se considerará también fabricante toda persona que se presente como tal estampando en el producto su nombre, marca o cualquier otro signo distintivo, o toda persona que proceda al reacondicionamiento del producto. 2.º El representante del fabricante cuando no esté establecido en la Comunidad Europea o, a falta de representante establecido en la Comunidad, el importador del producto. 3.º Los demás profesionales de la cadena de comercialización, en la medida en que sus actividades puedan afectar a las características de seguridad del producto. (Artículo 2 RD 1801/2003)

¿Qué se entiende por distribuidor?

¿Qué se entiende por distribuidor?

Cualquier profesional de la cadena de comercialización cuya actividad no afecte a las características de seguridad de los productos. (Artículo 2 RD 1801/2003)

¿Qué es una norma UNE?

¿Qué es una norma UNE?

Es la especificación técnica aprobada por los organismos de normalización reconocidos, cuya referencia haya sido publicada en el "Boletín Oficial del Estado", conforme a lo establecido en el Real Decreto 2200/1995, de 28 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de infraestructura para la calidad y seguridad industrial. (Artículo 2 RD 1801/2003)

¿Qué elementos hay que tener en cuenta para que los productos cumplan con el nivel de seguridad?

¿Qué elementos hay que tener en cuenta para que los productos cumplan con el nivel de seguridad?

Cuando no exista disposición normativa de obligado cumplimiento aplicable o ésta no cubra todos los riesgos o categorías de riesgos del producto, para evaluar su seguridad, garantizando siempre el nivel de seguridad que los consumidores pueden esperar razonablemente, se tendrán en cuenta los siguientes elementos: a) Normas técnicas nacionales que sean transposición de normas europeas no armonizadas. b) Normas UNE. c) Las recomendaciones de la Comisión Europea que establezcan directrices sobre la evaluación de la seguridad de los productos. d) Los códigos de buenas prácticas en materia de seguridad de los productos que estén en vigor en el sector, especialmente cuando en su elaboración y aprobación hayan participado los consumidores y la Administración pública. e) El estado actual de los conocimientos y de la técnica. (Artículo 3 RD 1801/2003)

¿Cuándo se considera que un producto es inseguro?

¿Cuándo se considera que un producto es inseguro?

Se presumirá que un producto es inseguro cuando: a) El producto o las instalaciones donde se elabore carezcan de las autorizaciones u otros controles administrativos preventivos necesarios establecidos con la finalidad directa de proteger la salud y seguridad de los consumidores y usuarios. En particular, cuando estando obligado a ello, el producto haya sido puesto en el mercado sin la correspondiente "declaración CE de conformidad", el "marcado CE" o cualquier otra marca de seguridad obligatoria. b) Carezca de los datos mínimos que permitan identificar al productor. c) Pertenezca a una gama, lote o una remesa de productos de la misma clase o descripción donde se haya descubierto algún producto inseguro. (Artículo 3 RD 1801/2003)

¿Cuáles son los deberes de los productores en relación con la seguridad de los productos?

¿Cuáles son los deberes de los productores en relación con la seguridad de los productos?

Los productores tienen el deber de poner en el mercado únicamente productos seguros. Además, deben informar a los consumidores o usuarios por medios apropiados de los riesgos que no sean inmediatamente perceptibles. Dentro de los límites de sus respectivas actividades y en función de las características de los productos, los productores deberán: a) Mantenerse informados de los riesgos que dichos productos puedan presentar e informar convenientemente a los distribuidores. b) Cuando descubran o tengan indicios suficientes de que han puesto en el mercado productos que presentan riesgos para el consumidor, adoptar, sin necesidad de requerimiento de los órganos administrativos competentes, las medidas adecuadas para evitar los riesgos, incluyendo informar a los consumidores mediante, en su caso, la publicación de avisos especiales, retirar los productos del mercado o recuperarlos de los consumidores. c) Indicar, en el producto o en su envase, los datos de identificación de su empresa y de la referencia del producto o, si procede, del lote de fabricación, salvo en los casos en que la omisión de dicha información esté justificada. Los datos que se relacionan con el lote de fabricación deberán conservarse por el productor, para cualquier producto, durante tres años. En los productos con fecha de caducidad o consumo preferente, este plazo podrá reducirse al de un año a partir del final de esa fecha. (Artículo 4 y 6 RD 1801/2003)

¿Cuáles son los deberes de los productores cuando sepan que han puesto en el mercado un producto inseguro?

¿Cuáles son los deberes de los productores cuando sepan que han puesto en el mercado un producto inseguro?

Cuando los productores sepan o deban saber, por la información que poseen y como profesionales, que un producto que ya han puesto a disposición de o suministrado a los consumidores en España presenta riesgos incompatibles con el deber general de seguridad, comunicarán tales hechos inmediatamente a los órganos administrativos competentes de la comunidad autónoma afectada. En el caso de que el producto esté o se haya suministrado a los consumidores de cualquier forma en el territorio de más de una comunidad autónoma, esta comunicación se dirigirá al órgano competente de la comunidad autónoma donde radique su domicilio social, que la transmitirá inmediatamente al Instituto Nacional del Consumo, para su traslado al resto de las comunidades autónomas afectadas. Esta comunicación deberá contener, al menos: a) Los datos que permitan identificar con precisión el producto o lote de productos. b) Una descripción completa del riesgo que presentan los productos. c) Toda la información disponible que sea útil para localizar el producto. d) Una descripción de la actuación emprendida con el fin de prevenir los riesgos para los consumidores. (Artículo 4 y 6 RD 1801/2003)

¿Deben los productores colaborar con las Administraciones para evitar los riesgos de los productos?

¿Deben los productores colaborar con las Administraciones para evitar los riesgos de los productos?

Los productores, dentro de los límites de sus respectivas actividades, colaborarán con los órganos administrativos competentes, a petición de éstos, en las actuaciones emprendidas para evitar los riesgos que presenten los productos que suministren o hayan suministrado. En particular, deberán facilitar toda la información pertinente que se les demande, incluida aquella que pudiera estar protegida por el secreto comercial e industrial, en el plazo máximo de cinco días, salvo que por la urgencia del caso concreto se indique uno inferior. La información amparada por el secreto comercial e industrial no será divulgada ni destinada a otra finalidad distinta a la que justifica su recepción. Los productores deberán mantener bajo estricto control los productos sometidos a medidas restrictivas, absteniéndose de disponer de ellos en cualquier forma hasta la autorización de los órganos administrativos competentes. (Artículo 4 y 6 RD 1801/2003)

¿Cuáles son los deberes de los distribuidores en relación con la seguridad de los productos?

¿Cuáles son los deberes de los distribuidores en relación con la seguridad de los productos?

Tienen el deber de distribuir sólo productos seguros, por lo que no suministrarán productos cuando sepan, o debieran saber, por la información que poseen y como profesionales, que no cumplen tal requisito. Actuarán con diligencia para contribuir al cumplimiento de los requisitos de seguridad aplicables, en particular, durante el almacenamiento, transporte y exposición de los productos. Dentro de los límites de sus actividades respectivas, participarán en la vigilancia de la seguridad de los productos puestos en el mercado, en concreto: Informando a los órganos administrativos competentes y a los productores sobre los riesgos de los que tengan conocimiento. Manteniendo, durante un plazo de tres años después de haber agotado las existencias de los productos, y proporcionando la documentación necesaria para averiguar el origen de los productos, en particular la identidad de sus proveedores, y, en caso de no ser minoristas, su destino, y proporcionando aquélla, en su caso, a las autoridades que la soliciten. Colaborando eficazmente en las actuaciones emprendidas por los productores y los órganos administrativos competentes para evitar dichos riesgos. (Artículo 4 y 6 RD 1801/2003)

¿Deben los distribuidores colaborar con las Administraciones para evitar los riesgos de los productos?

¿Deben los distribuidores colaborar con las Administraciones para evitar los riesgos de los productos?

Los distribuidores, dentro de los límites de sus respectivas actividades, colaborarán con los órganos administrativos competentes, a petición de éstos, en las actuaciones emprendidas para evitar los riesgos que presenten los productos que suministren o hayan suministrado. En particular, deberán facilitar toda la información pertinente que se les demande, incluida aquella que pudiera estar protegida por el secreto comercial e industrial, en el plazo máximo de cinco días, salvo que por la urgencia del caso concreto se indique uno inferior. La información amparada por el secreto comercial e industrial no será divulgada ni destinada a otra finalidad distinta a la que justifica su recepción. Los distribuidores deberán mantener bajo estricto control los productos sometidos a medidas restrictivas, absteniéndose de disponer de ellos en cualquier forma hasta la autorización de los órganos administrativos competentes. (Artículo 4 y 6 RD 1801/2003)