Derechos y obligaciones de las agencias de viajes y de las personas usuarias de sus servicios

A continuación, se enumeran los derechos y obligaciones con las que cuentan, tanto las agencias de viaje en calidad de servicios turísticos y empresas de intermediación turística, como las personas que hacen uso de sus servicios.

Son derechos de las agencias de viajes:

  • Ejercer libremente su actividad, sin más limitaciones que las dispuestas por las leyes.
  • Utilizar en exclusiva la locución “agencia de viajes” con fines publicitarios, distintivos o identificativos de la empresa (los términos “viaje” o “viajes”, sus sinónimos y palabras equivalentes en otros idiomas, sólo podrán usarse, como todo o parte del nombre comercial o denominación de la empresa, por quienes tengan la condición legal de agencias de viajes).
  • La inclusión de información sobre sus instalaciones y las características de su oferta específica en los catálogos, directorios, guías y sistemas informáticos de la Administración Turística Autonómica.
  • El acceso a acciones de promoción y solicitar las oportunas subvenciones, ayudas y programas de fomento que se pudieran establecer.

 

Son obligaciones de las agencias de viajes:

  • Exhibir, de manera visible y legible, en el exterior de cada establecimiento o sitio de Internet donde radique, en su caso, su domicilio, establecimiento principal o el lugar en que esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de su negocio, el distintivo de agencia de viajes y cualquier otro elemento que se determine.
  • Prestar sus servicios sin ningún tipo de discriminación por razón de discapacidad, nacionalidad, lugar de procedencia, raza, sexo, religión, opinión u otra circunstancia personal o social.
  • Abstenerse de prestar su actividad respecto de servicios turísticos que tengan la consideración de clandestinos.
  • Tener hojas oficiales de quejas y reclamaciones a disposición de las personas usuarias que las soliciten, con el fin de consignar en ellas las quejas que deseen formular sobre su funcionamiento.
  • Comunicar a la Administración Turística los nombres comerciales con los que operará la agencia de viajes.
  • Comunicar el cese de actividades.
  • Comunicar a la Administración Turística las sucursales y puntos de venta a los efectos de la acreditación del cumplimiento de la constitución de la oportuna fianza.
  • Informar a las personas usuarias de los precios finales y completos, incluyendo impuestos, cargas y gravámenes.
  • Expedir factura desglosada, y con el contenido previsto por normativa, de los servicios prestados de acuerdo con los precios ofertados o pactados.

 

Son derechos de las personas usuarias de las agencias de viajes:

  • Recibir información veraz, suficiente, comprensible, inequívoca, racional y previa a la contratación sobre los servicios que les oferten, así como sobre el precio final completo, incluido los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que les sean de aplicación a la oferta.
  • Obtener los documentos que acrediten los términos de la contratación.
  • Ser informadas inequívocamente de las instalaciones o servicios que supongan algún riesgo y de las medidas de seguridad adoptadas.
  • Recibir factura o tique con el contenido previsto en la normativa vigente del precio abonado por el servicio turístico prestado.
  • Formular quejas y reclamaciones y obtener información sobre el procedimiento de presentación de las mismas y su tratamiento.
  • Acudir a un sistema de mediación en materia de turismo a través de mecanismos de naturaleza arbitral.
  • Recibir información sobre las condiciones de accesibilidad de recursos, servicios e infraestructuras turísticas.

 

Son obligaciones de las personas usuarias de las agencias de viajes:

  • Entre otras obligaciones, se encuentra la de pagar por los servicios contratados en el momento de la presentación de la factura o en el plazo pactado, sin que el hecho de presentar una reclamación implique la exención de pago.

 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: