Inicio » Infórmate » Normativas

Normativas

Decreto 175/1993, de 16 de noviembre, por el que se regula el derecho a la información de los usuarios de Centros Privados de Enseñanza que expiden títulos no académicos

La importancia de los Centros Privados de Enseñanza debido a que cada vez se exige una mayor especialización profesional obliga a regular la información que dichos centros deben proporcionar

Etiquetas:

Con el fin de que los derechos de los consumidores no se vean vulnerados a la hora de contratar un servicio en una academia de formación, se han desarrollado una serie de normas que sirvan para unificar todas las actuaciones que lleven a cabo.

 

Y es que cada vez son más las personas que dedican su tiempo su libre a formarse a través de estos centros, por lo que también deben regirse por un conjunto de normas específicas.

Ámbito:

Ficheros adjuntos: 
Valora esta página: 

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de títulos pueden impartir los centros de enseñanza privada?

¿Qué tipo de títulos pueden impartir los centros de enseñanza privada?

Los centros de enseñanza privada pueden impartir dos tipos de títulos: a)Los propios que carecen de validez académica. b) Los de la Administración pública que tienen validez académica al ser ésta la entidad responsable de dicha formación y el centro de enseñanza el encargado de impartir la materia.

¿A qué tipo de títulos y centros es de aplicación el Decreto 175/1993?

¿A qué tipo de títulos y centros es de aplicación el Decreto 175/1993?

El Decreto 175/1993 es de aplicación a las enseñanzas que no conduzcan a la obtención de un título con validez académica que impartan los Centros Privados. (Artículo 2 del Decreto 175/1993)

¿Cómo puedo distinguir si se trata de un centro de enseñanza privada que expide títulos con o sin validez académica?

¿Cómo puedo distinguir si se trata de un centro de enseñanza privada que expide títulos con o sin validez académica?

Los centros de enseñanza privada tienen la obligación de aportar información clara y veraz (al menos en castellano y en un tamaño de letra fácilmente legible cuando se trate de información por escrito) sobre la validez académica de las enseñanzas que imparten, así como si está reconocida y/o autorizada por la Administración pública. Esta claridad se hace extensiva a los títulos o certificados que se expidan. El centro debe aportar la siguiente información: 1.- Si el centro está autorizado (o no) por la Consejería de Educación o por otra Administración Pública. 2.- Si el centro cuenta (o no) con validez académica o profesional de las enseñanzas impartidas. 3.- Folletos o documentos informativos de cada curso y/o el lugar donde los usuarios pueden consultarla. 4.- Información sobre la denominación, dirección y localización del centro. 5.- Nombre de la persona física o jurídicamente responsable del centro de enseñanzas. 6.- Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición del usuario que la solicite. (Artículo 3 del Decreto 175/1993)

¿Qué información deben incluir los folletos o documentos que tienen que tener a disposición del público estos centros privados de enseñanza?

¿Qué información deben incluir los folletos o documentos que tienen que tener a disposición del público estos centros privados de enseñanza?

Estos centros están obligados a tener a disposición del público durante todo el tiempo de vigencia del curso, folletos o documentos informativos en los que se especifiquen los siguientes puntos: a) Nombre del curso b) Duración, horarios y contenidos del curso c) Clase de diploma, especificando que los títulos sean propios y no encargos de la Administración pública, y por tanto no tienen validez académica o profesional d) En caso de que el título sea válido para puntuación en bolsas de trabajo, debe especificar la cuantía, baremo y condiciones, indicando, además, la existencia, en caso de existir, de convenio con alguna entidad o empresa e) Precio del curso, incluidos todos los conceptos f) Denominación, dirección y localización del centro g) Nombre de la persona física o jurídica responsable h) Cualquier otro tipo de información de interés para el usuario (Artículo 4 del Decreto 175/1993)

El contenido del folleto o documento informativo, ¿es exigible por parte del consumidor o usuario?

El contenido del folleto o documento informativo, ¿es exigible por parte del consumidor o usuario?

Sí. La información relativa a la academia o a los cursos que en ella se imparten debe estar disponible para el consumidor. Asimismo, tendrán que entregarse conjuntamente con el contrato una vez que éste se formalice. El contenido de dicho folleto o documento informativo, podrá ser exigido por los usuarios, aun cuando no figure expresamente en el contrato celebrado o en el documento o comprobante recibido, y su incumplimiento podrá constituir infracción administrativa en materia de consumo y dará lugar a la correspondiente sanción a través del oportuno procedimiento (Artículo 5 del Decreto 175/1993)

¿Me pueden obligar a renunciar a los derechos que me corresponden como consumidor?

¿Me pueden obligar a renunciar a los derechos que me corresponden como consumidor?

No. Los derechos del consumidor siempre están protegidos y carecen de validez las cláusulas en las que se especifique la renuncia ‘voluntaria’ del consumidor a sus derechos. (Artículo 5 del Decreto 175/1993)

Si he contratado un curso formativo en un centro de enseñanza privado a través de Internet ¿puedo desistir (abandonar) del contrato?

Si he contratado un curso formativo en un centro de enseñanza privado a través de Internet ¿puedo desistir (abandonar) del contrato?

Sí. El alumno cuenta con un plazo máximo de 14 días naturales desde la formalización del contrato para desistir (abandonar) del mismo sin penalización alguna y sin necesidad de explicar los motivos. Este plazo se amplía a doce meses después de la fecha de expiración del periodo inicial en el caso de que el centro de enseñanza privado no haya informado al alumno sobre su derecho a rescindir el contrato. No obstante, si esta información se facilita al alumno durante estos doce meses, el período de 14 días naturales para el desistimiento empieza a contar desde el momento de la notificación. En el caso de que el curso haya comenzado antes de finalizar el plazo de catorce días naturales, NO existe el derecho a desistir, pero debe constar un previo consentimiento expreso del consumidor y usuario con el reconocimiento por su parte de que es consciente de que, una vez que el contrato haya sido completamente ejecutado por el empresario, habrá perdido su derecho de desistimiento.  El responsable del centro está obligado a dejar constancia de este derecho de desistimiento en la información inicial que se facilite al consumidor para subscribir el contrato, de modo claro, comprensible e inequívoco debiendo entregar un documento de desistimiento o revocación, simultáneamente a la entrega del contrato. (Artículos 102 a 108 RDL 1/2007)

Si decido, y así me lo permite la academia, financiar el importe de mi matrícula y mensualidades para un determinado curso, ¿puede la academia obligarme a suscribir el contrato de financiación con una determinada entidad financiera?

Si decido, y así me lo permite la academia, financiar el importe de mi matrícula y mensualidades para un determinado curso, ¿puede la academia obligarme a suscribir el contrato de financiación con una determinada entidad financiera?

No. La academia en ningún caso puede obligar a la contratación de esta financiación con una entidad financiera concreta. Hacerlo es inválido y abusivo. (Artículo 26.1 Ley 16/2011, de 24 de junio de 2011, de Contratos de Crédito al Consumo)

Si una academia con la cual se tiene un contrato de formación vinculado a un contrato de financiación del importe del curso, incumple alguna cláusula del mismo, ¿se deben seguir pagando los importes aplazados en virtud de la financiación?

Si una academia con la cual se tiene un contrato de formación vinculado a un contrato de financiación del importe del curso, incumple alguna cláusula del mismo, ¿se deben seguir pagando los importes aplazados en virtud de la financiación?

No, ya que la ineficacia del contrato de consumo (curso de formación) conlleva la ineficacia del de financiación. Al contratar con una academia un servicio, si financiamos el pago a través de un contrato de financiación con otra entidad, y finalmente la academia incumple su contrato dejando de prestar el servicio, automáticamente el contrato de financiación será igualmente ineficaz. (Artículo 26.2 Ley 16/2011, de 24 de junio de 2011, de Contratos de Crédito al Consumo)