Inicio » Artículos

Recomendaciones a la hora de hacerse tatuajes, micropigmentación o perforación cutánea (piercing)

A continuación, se ofrecen una serie de recomendaciones que se pueden seguir si está interesada o interesado en hacerse un tatuaje, micropigmentación o perforación cutánea (piercing).

Recomendaciones generales.

- Debe pensar muy bien, someterse a estas técnicas, así como la zona específica donde van a ser aplicadas.

- Consulte, e incluso visite varios centros de realización de las mencionadas prácticas.

- Si tiene alguna duda sobre algún aspecto del tratamiento, consulte al personal especializado del establecimiento o instalación.

- Debe asegurarse que el establecimiento o instalación donde vaya a aplicarse estas técnicas cuenta con la oportuna autorización del Ayuntamiento en cuestión (tras la entrada en vigor del Decreto 71/2017, los nuevos establecimientos o instalaciones deberán realizar una declaración responsable o comunicación previa ante el oportuno Ayuntamiento).

- Además, el personal que aplique estas técnicas deberá contar con las oportunas certificaciones válidas (convalidación expresa de la Consejería de Salud de la formación teórica y práctica, o tras superar los cursos preceptivos en centros homologados por la Consejería de Salud).

- Antes de someterse a la técnica deseada, debe cumplimentar y firmar el documento de consentimiento informado, de la cual debe quedarse con copia.

- Si se trata de personas menores de 16 años, además de su consentimiento informado, se debe contar con el consentimiento expreso y por escrito de las personas que ejerzan su patria potestad o de la representación legal.

- Si se trata de personas incapacitadas, el consentimiento informado deberá prestarse por la representación legal.

- Solicite y conserve la factura por los trabajos realizados, ya que será de utilidad para el supuesto de que tuviera que presentar alguna reclamación.

Recomendaciones específicas.

1) Antes de realizar el tratamiento, debe tener en cuenta lo siguiente:

- Los establecimientos e instalaciones donde se lleven a cabo la aplicación de estas técnicas deben cumplir las oportunas normas de higiene y contar con suficiente ventilación. Asimismo, los utensilios y materiales utilizados deberán ser siempre estériles y de un solo uso, utilizándose siempre guantes de un solo uso en las manipulaciones.

- El instrumental debe ser de un solo uso o ser esterilizado adecuadamente.

- En la aplicación de la técnica de piercing, las joyas utilizadas serán de acero quirúrgico, oro de 14-16 quilates o titanio.

- Tenga en cuenta las complicaciones que pudieran surgir tras la aplicación de las técnicas, y que deben ser informadas, tanto de forma oral, como por escrito, por la persona que aplique las mismas:

  • Por ejemplo: alergias, infecciones, cicatrices hipertróficas; indicándose la necesidad, en estos casos, de acudir a recibir tratamiento médico lo antes posible.
  • Riesgo potencial de contraer enfermedades de transmisión por sangre: VIH, hepatitis B y C, etc.
  • Durante 6 meses tras la aplicación del tatuaje no se deberá donar sangre; y que la presencia de un tatuaje en ciertas zonas puede resultar en contraindicación u obstáculo para la aplicación de ciertas técnicas anestésicas (epidural, raquianestesia) o exploraciones radiológicas (resonancia magnética).

- Tenga en cuenta las situaciones en las que, temporalmente, no se recomienda la aplicación de este tipo de técnicas: mujeres embarazadas; madres en situación de lactancia; personas afectadas de déficit inmunológico durante el mismo; intervenciones quirúrgicas; quimioterapia; radioterapia; infección general por bacterias, hongos o virus; cicatrices no estabilizadas; quemaduras recientes; úlceras o hematomas.

- Tenga en cuenta, además, las situaciones en las que, sin supervisión médica, no se recomienda la aplicación de este tipo de técnicas: personas con diabetes, hemofilia, cardiopatías, portadoras de VIH, portadoras de hepatitis B o C, inmunodeprimidas, portadoras de prótesis valvulares, ortopédicas y vasculares.

- Tenga presente las situaciones en las que, en ningún caso, se recomienda la aplicación de este tipo de técnicas: alergias a los productos utilizados, padecimientos cutáneos en la zona de aplicación (lunares, manchas, queloides, angiomas engrosados, verrugas, melanomas, cáncer de piel, impétigo, psoriasis, urticaria o cloasma).

- La persona que aplique estas técnicas informará, de forma oral y por escrito, a las personas usuarias de las mismas sobre las medidas que se deberán observar en los días previos a la aplicación:

  • Ciertas enfermedades pasadas, actuales, posibles alergias, problemas de cicatrización u otras incompatibilidades, pueden desaconsejar o impedir la intervención.
  • Las precauciones a adoptar antes de la intervención (no haber ingerido alcohol o drogas, no estar en ayunas, abstenerse, salvo criterio médico en contra, de tomar fármacos antiagregantes o anticoagulantes y vasodilatadores, así como no exponer la zona de aplicación a los rayos solares o UVA).

2) Durante la aplicación de las técnicas, debe saber que:

- Se deberá observar en todo momento unas óptimas condiciones de higiene, se deberán  adoptar medidas de protección frente a enfermedades transmitidas por la sangre.

- No se deberá comer ni fumar en el establecimiento o instalación, no consumiendo bebida alguna mientras se permanezca en el área de trabajo.

3) Después de la aplicación de las técnicas:

- La persona aplicadora de este tipo de técnicas, informará, de forma oral y por escrito, a las personas usuarias de tales técnicas de las medidas de cuidad, desinfección y limpieza posteriores a la intervención, indicando los productos que deberán utilizarse y los que no, así como la duración de dichas medidas:

  • Higiene diaria con suero fisiológico.
  • Aplicar frío seco en los primeros días.
  • Mantener la zona seca, no agredirla, no rascarla, no frotarla.
  • No realizar tratamientos faciales.
  • Evitar cosméticos no específicos.
  • Evitar la exposición al sol y a rayos UVA.
  • Evitar las piscinas, saunas y playas.

- En el caso de surgir cualquier reacción o complicación en los días posteriores a la intervención, deberá acudir a consulta médica.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Asimismo, puede obtener información específica en la materia accediendo a la página Web de la Consejería de Salud, así como llamar al teléfono de Salud Responde 955 54 50 60.

 

Valora el artículo: