El gas butano: contratación, suministro y precios

El gas butano, junto al propano, es uno de los principales tipos de gases licuados del petróleo o GLP. El butano y el propano se pueden comercializar en botellas o envases (como en bombonas) y a granel.
Etiquetas

ÍNDICE DE CONTENIDOS.

 

¿Qué se entiende por gases licuados del petróleo o GLP?

Los gases licuados del petróleo o GLP son las fracciones de hidrocarburos ligeros que se obtienen del petróleo o del gas natural. Son, fundamentalmente butano y propano.

Los GLP podrán ser suministrados en las modalidades de envasado y a granel. La modalidad a granel incluye la distribución y/o suministro de GLP por canalización. En este último caso:

  • Se entiende la distribución y suministro de GLP desde uno o varios depósitos por canalización a más de un punto de suministro.
  • La entrega a la clientela se realiza en fase gaseosa.
  • El consumo se mide a través de contador instalado para cada punto de suministro.

El suministro al por menor de estos GLP consiste en la venta a las personas consumidoras o usuarias finales. 

Volver al principio

La contratación del suministro de GLP.

Las personas consumidoras que deseen ser suministradas con GLP, ya sea envasado o a granel, deberán realizar la oportuna contratación por escrito con la entidad comercializadora. En el contrato deberá especificarse, entre otros aspectos:

  • La identidad y dirección de la entidad suministradora.
  • Los servicios que se prestarán.
  • El tipo de servicio de mantenimiento que se ofrezca.
  • Duración del contrato, condiciones de renovación y rescisión de los servicios y del contrato y, cuando esté permitido, el desistimiento del contrato sin costes.
  • La forma de obtener información actualizada sobre las tarifas aplicables y los gastos de mantenimiento.
  • Método para iniciar un procedimiento de resolución de conflictos.
  • La información sobre los derechos de las personas consumidoras, incluida la relativa a la tramitación de reclamaciones.

Con respecto a las empresas suministradoras de GLP:

  • No podrán iniciar ningún suministro si la persona usuaria no hubiera suscrito, de manera previa, el oportuno contrato de suministro de GLP.
  • Deberán efectuar el suministro a toda persona peticionaria del mismo.
  • Los plazos de entrega de GLP a granel se regirán por las estipulaciones contractuales entre la entidad suministradora y la persona usuaria.
  • En cuanto al suministro de GLP envasado o en botellas, las personas usuarias que hubieran contratado tal abastecimiento tendrán derecho a que el gas les sea facilitado en su propio domicilio, dentro de las 48 horas contadas a partir de la solicitud (no computándose días inhábiles).

Los derechos de alta y fianzas en materia de GLP.

Las suma de los derechos de alta y fianzas a prestar por las personas titulares del contrato de suministro como garantía del uso correcto y devolución de los envases y equipos de la empresa suministradora, no podrán ser superiores a la cifra resultante de multiplicar el número de envases contratados por su coste unitario a la fecha de formalización del contrato de suministro.

En los casos de suministros a granel, la suma de los derechos de alta y fianza que deberán prestar las personas usuarias o la clientela como garantía del pago del suministro, no podrá ser superior a la cantidad que resulte de aplicar la tarifa corriente al tiempo de la suscripción del contrato a 1/6 de la capacidad nominal del depósito instalado o utilizado.

La negativa al suministro por parte de las empresas suministradoras de GLP.

Estas empresas podrán negarse a la suscripción del contrato de suministro:

  • Cuando la instalación de la persona peticionaria no cumpla las prescripciones técnicas o de seguridad que sean aplicables.
  • Cuando se compruebe que la persona peticionaria haya dejado de satisfacer el importe del gas consumido anteriormente, o existan obligaciones pendientes derivadas de contrato anterior.

La resolución del contrato de suministro.

Cuando la persona titular del contrato cese en la utilización y consumo de gas, estará obligada a comunicarlo a la empresa suministradora, con lo cual se procederá a su baja y se resolverá el contrato.

El traslado de domicilio de la persona que contrató el suministro y la ocupación del mismo por persona diferente exigirá la formalización de un nuevo contrato de suministro.

Las empresas suministradoras de GLP podrán resolver el contrato de suministro, siempre que así conste expresamente en el mismo, por alguna de las siguientes causas:

  • Por falta de pago del gas suministrado.
  • Cuando la persona usuaria utilice el gas para usos diferentes a los establecidos.
  • Cuando la persona usuaria utilice los equipos o materiales propiedad de la empresa suministradora, para suministros realizados para otra empresa distinta.
  • Por reventa o cesión onerosa a entidades terceras del gas contratado.
  • Por reiterado incumplimiento por la persona usuaria de cuantas otras obligaciones contractuales le correspondan.

La suspensión del suministro de GLP.

Las empresas suministradoras podrán suspender el suministro de manera temporal y por el tiempo indispensable:

  • Por razones de seguridad.
  • Por razones de fuerza mayor.
  • Para proceder a reparaciones, ampliaciones o revisiones imprescindibles de sus instalaciones.

En estos casos, se deberá comunicar la interrupción al órgano competente en materia de industria de la Comunidad Autónoma (en el caso de Andalucía, la Dirección General de Industria, Energía y Minas), a la mayor brevedad posible y, siempre que sea factible, se avisará de manera previa a las personas usuarias afectadas por la suspensión.

La privación del suministro de GLP.

La empresa suministradora podrá privar del suministro del gas a las personas usuarias en los siguientes casos:

  • Cuando la persona usuaria establezca o permita establecer derivaciones de sus instalaciones para otros locales o viviendas diferentes de los expresados en el contrato de suministro.
  • Por falta de conservación y revisión de sus instalaciones por la persona usuaria, cuando su estado defectuoso ponga en peligro la seguridad de las personas o bienes.
  • Cuando la persona usuaria no satisfaga con la debida puntualidad el importe del suministro de acuerdo con las estipulaciones contractuales, salvo que hubiera formulado antes una reclamación sobre dicho importe.
  • Cuando la persona usuaria no permita al personal autorizado y debidamente acreditado por la empresa la entrada a la vivienda a que afecta el servicio contratado, en horas hábiles, para inspeccionar las instalaciones, efectuar la lectura del contador si existiera y, en general, vigilar las condiciones y formas en que las personas usuarias utilizan la energía.
  • En los casos de resolución del contrato.

En los anteriores supuestos, la empresa suministradora deberá comunicar la interrupción previamente, siempre que sea factible, a la persona usuaria afectada.

En virtud de la Resolución de 11 de abril de 2023, de la Dirección General de Política Energética y Minas, se establece el listado de operadores al por mayor de gases licuados del petróleo envasado en las tradicionales bombonas de butano (GLP) con obligación de suministro domiciliario, estableciéndose que, para los territorios peninsulares, será la entidad Repsol Butano, SA, la que esté obligada a ejercer tal suministro domiciliario. 

Volver al principio

Los precios de venta al público de GLP.

Gases licuados del petróleo envasados.

Los precios de venta al público de GLP a granel y envasado son libres.

No obstante, de acuerdo con la Orden IET/389/2015, de 5 de marzo, que actualiza el sistema de determinación automática de precios máximos de venta, antes de impuestos, de los gases licuados del petróleo envasados y se modifica el sistema de determinación automática de las tarifas de venta, antes de impuestos, de los gases licuados del petróleo por canalización:

  • Se establece un sistema de determinación de precios máximos de venta al público, antes de impuestos para GLP envasados, en envases con carga igual o superior a 8 Kg. e inferior a 20 Kg. (cuya tara sea superior a 9 Kg.), salvo los envases de mezcla para usos de los GLP como carburante. Básicamente, quedan referidos a los envases tradicionales de bombonas de butano, por lo que en estos casos se trataría de precios regulados (no libres).
  • Los precios máximos de venta al público, antes de impuestos, se revisan con periodicidad bimestral (a través de las Resoluciones periódicas publicadas en el Boletín Oficial del Estado) y producen efectos a partir del tercer martes del mes en el que se efectúa la revisión de los mismos.
  • El precio de venta al público de los GLP envasados en envases de tara inferior a 9 Kg. queda excluido del sistema de de determinación de precios máximos (es decir, de los precios regulados). No obstante, se exceptúan las entidades operadoras al por mayor de GLP con obligación de suministro domiciliario que no dispongan de envases con tara superior a 9 Kg.

En virtud de lo anterior, actualmente para los gases licuados del petróleo envasados, está vigente el precio establecidos en la Resolución de 11 de enero de 2024, de la Dirección General de Política Energética y Minas, según la cual se establece que desde las 00:00 horas del 16 de noviembre de 2023, y durante 2 meses, el precio máximo de venta (sin impuestos) para los gases licuados del petróleo envasados en envases de carga igual o superior a 8 kg, e inferior a 20 kg, será de 103,5612 céntimos de euro por kg **. Se tiene, por lo tanto, un precio de la bombona de butano regulada por el Estado, desde el 16 de enero de 2024, y durante los 2 meses próximos, de 15,89 euros.

Considerando:

  1. El precio máximo actual (vigente desde el 21 de noviembre de 2023 y durante 2 meses): 103,5612 céntimos de euro/kilogramo.
  2. El Impuesto Especial de Hidrocarburos: 15 euros por tonelada, que equivale a 1,5 céntimos de euros por kilogramo.
  3. El IVA: 21 %
  4. El peso de la bombona regulada por el Estado: 12,5 kilogramos.

La forma de cálculo del precio es la siguiente:

  • Primer paso del cálculo. Multiplicar el precio máximo vigente (103,5612 céntimos de euro por kilogramo) por el peso de la bombona (12,5 kilogramos), lo cual da un valor de 1.294,51 céntimos de euro.
  • Segundo paso del cálculo. Multiplicar el impuesto especial de hidrocarburos (1,5 céntimos de euro por kilogramo) por el peso de la bombona (12,5 kilogramos), lo cual da un valor de 18,75 céntimos de euro.
  • Tercer paso del cálculo. Sumar las dos cantidades anteriores (1.294,51 céntimos de euro más 18,75 céntimos de euro), lo cual da un valor de 1.313,26 céntimos de euro.
  • Cuarto paso del cálculo. Aplicar a la cantidad anterior el 21 % de IVA, lo cual arroja un valor de 1.589,0446 céntimos de euro.
  • Quinto paso del cálculo. Al objeto de obtener el precio en euros, hay que dividir la última cantidad entre 100, de tal modo que queda un precio de 15,89 euros.

** IMPORTANTE.

De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto-ley 8/2023, de 27 de diciembre, en las oportunas revisiones de los precios máximos de venta (sin impuestos) de los gases licuados del petróleo envasados aprobados hasta el 30 de junio de 2024, tales precios no podrán superar el precio máximo (sin impuestos) establecido en la Resolución de 12 de mayo de 2022, es decir, no podrán superar los 127,7838 céntimos de euro por kilogramo. Por lo tanto:

  • Como mínimo hasta el 30 de junio de 2024, el precio de la bombona de butano de 12,5 kilogramos regulada por el Estado, no podrá superar los 19,55 euros (IVA e impuesto especial de hidrocarburos incluidos).
  • En estos momentos, desde el 16 de enero de 2024, y durante 2 meses, el precio máximo de la bombona de butano de 12,5 kilogramos regulada por el Estado está en 15,89 euros (IVA e impuesto especial de hidrocarburos incluidos). 

Gases licuados del petróleo por canalización. 

Para la venta de gases licuados del petróleo por canalización, se encuentra vigente la Resolución de 14 de febrero de 2024, de la Dirección General de Política Energética y Minas, por la que se publican los nuevos precios de venta, antes de impuestos, de los gases licuados del petróleo por canalización, según la cual se establece que desde las 00:00 horas del día 20 de febrero de 2024, los precios de venta (sin impuestos), de aplicación a los suministros de gases licuados del petróleo por canalización para las personas usuarias finales serán de 1,59 euros al mes (en concepto de término fijo) y de 86,4275 céntimos de euro por kilogramo (en concepto de término variable), excluidos el Impuesto sobre hidrocarburos y el IVA.

Volver al principio

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, en horario de atención de 8 a 20 horas de lunes a viernes y de 8 a 15 horas los sábados (salvo festivos), así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el contenido:
0