Recomendaciones sobre productos cosméticos

A continuación se ofrecen una serie de recomendaciones cuando se utilicen productos cosméticos.

Consejos a la hora de utilizar productos cosméticos.

A la hora de utilizar productos cosméticos, pueden seguirse una serie de consejos:

  • Si adquiere cosméticos debe fijarse bien en el etiquetado que lo acompaña el cual deberá indicar, entre otros aspectos: el nombre del producto, el de la entidad responsable de la puesta en el mercado, la fecha de duración mínima, el número de lote y la lista de ingredientes.
  • Si no entendiera algo de lo dispuesto en la etiqueta de un productos cosmético no dude en consultar al personal especializado del establecimiento.
  • Adquiera siempre productos etiquetados, desechando aquellos que no lo estén. La etiqueta del producto se erige en una garantía de seguridad.
  • Compare los precios para un mismo producto cosmético en distintos establecimientos antes de decidirse a comprarlo. En muchas ocasiones puede obtener un importante ahorro.
  • Cuando adquiera un producto cosmético, conserve siempre la factura o tique de compra, ya que le puede ser de utilidad para posibles reclamaciones o, en su caso, devoluciones.
  • Ponga especial atención a las precauciones particulares de empleo para la utilización de los productos cosméticos.
  • Vigile especialmente si la persona consumidora del producto cosmético padece algún tipo de alergia y pueda verse influida negativamente por la utilización del mismo.
  • Los establecimientos que comercializan cosméticos están obligados a disponer de la Hoja de Quejas y Reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía a disposición de la persona consumidora o usuaria que la solicite. A través de ella, la persona consumidora podrá poner de manifiesto cualquier queja o reclamación relacionada con el servicio recibido.
  • Recuerde que un establecimiento que está adherido al Sistema Arbitral de Consumo supone una garantía adicional de calidad en sus relaciones con las personas consumidoras.

 

La problemática de las cápsulas de detergente líquido.

Por otro lado, la Organización para la Economía, Cooperación y Desarrollo (OECD), en colaboración con la Comisión Europea, la por entonces AECOSAN, y la Red de Alertas, lanzó, allá por 2015, una Campaña Mundial de Concienciación sobre las Cápsulas de Detergente Líquido. En esta campaña se viene a exponer la problemática que gira en torno a esta cuestión, ya que, según la misma, cada año más de 16.000 personas en el mundo, principalmente niños y niñas, se exponen a sustancias químicas presentes en las cápsulas de detergente líquido. Estas sustancias químicas, como productos de limpieza se encuentran presentes en las cápsulas. Tales cápsulas están diseñadas para contener detergente líquido concentrado en su interior, y su contenido se libera cuando entra en contacto con el agua. La problemática surge por lo siguiente:

  • Dichas cápsulas son pequeñas, manipulables, e incluso de colores, lo que puede hacerlas atractivas para la población infantil (especialmente para aquella de 1 a 2 años de edad), ya que pueden llevárselas a la boca.
  • A esto se une que las cápsulas de detergente líquido pueden disolverse en las manos de un niño o una niña, sobre todo si la tiene mojada o húmeda.
  • De igual formase pueden disolver muy rápidamente con la humedad en la boca del niño o de la niña, causando graves lesiones.

Los principales problemas que se pueden generar.

  • En caso de contacto con los ojos, pueden provocar conjuntivitis, dolor, y/o irritación ocular.
  • En caso de ingesta, pueden producir vómitos severos, tos, dificultad respiratoria, nauseas, somnolencia y erupciones en la piel.
  • En caso de contacto con la piel, pueden ocasionar erupciones en la piel, irritación y quemaduras.

Qué recomendaciones se pueden seguir:

Almacenamiento seguro:

  • Almacenar estos productos en alto, fuera del alcance y fuera de la vista de los niños y las niñas.
  • Si se almacenan en lugares al que puedan llegar los niños y las niñas, asegurar el lugar con candados o cerrojos resistentes.
  • Mantener las cápsulas en su envase original y completamente cerrado entre un uso y otro, no dejando las cápsulas sueltas.

Uso seguro:

  • Leer atentamente el etiquetado del envase donde estén las cápsulas.
  • No utilizar las cápsulas cerca de los niños y las niñas y no permitir ni fomentar que se juegue con ellas.
  • No perforar ni cortar las cápsulas.
  • No dejar las cápsulas fuera de su envase.
  • Cerrar correctamente la tapa del envase tras cada uso.

En caso de exposición:

  • Si el niño o la niña pone la cápsula en la boca, lavar la boca y cara en profundidad.
  • No inducir el vómito.
  • Si el niño o la niña tiene el detergente cerca de los ojos o en las manos, lavarlos de manera cuidadosa con abundante agua.
  • Llamar a un centro médico o centro de control de intoxicaciones o acudir a algún centro de urgencias.

 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: