Inicio » Artículos

Banca a distancia

Tradicionalmente los clientes de las entidades de crédito han tenido que ir a las oficinas bancarias y hacer cola en las ventanillas para realizar sus operaciones. Hoy, en cambio, hay otros sistemas, como la banca a distancia, que te permite relacionarte con tu oficina sin desplazarte hasta ella.

En el lenguaje bancario se conoce como agentes a las personas o empresas que actúan por cuenta de las entidades, pero que no son empleados suyos. Las entidades los utilizan para llegar hasta los clientes que viven en lugares donde no tienen oficinas.

 

Los agentes tienen un contrato con una entidad de crédito que les permite negociar operaciones o formalizarlas como si fueran la propia entidad, si bien también pueden realizar otra actividad o profesión.

 

Si haces una operación con un agente bancario sólo deberás pagar las comisiones que tenga tarifadas la entidad. Es decir, no tendrás que pagar nada al agente por hacerla a través suyo, ya que éste cobra sus honorarios directamente de la entidad. Los agentes deben relacionarse directamente con el cliente, sin otros intermediarios, y no podrán actuar por medio de subagentes ni representar a más de un titular.

 

Así, en cualquier relación que establezcan en su condición de agentes, deberán identificarse como agentes, e indicar a qué entidad de crédito o establecimiento de cambio están representando.

 

Las entidades de crédito españolas, las sucursales en España de entidades de crédito extranjeras, y los titulares de los establecimientos de cambio autorizados a hacer transferencias con el extranjero, han de comunicar al Banco de España toda la información sobre sus agentes y éste los inscribirá en un registro de agentes, que es público.

 

Cajeros automáticos

Los cajeros automáticos son máquinas pertenecientes a las entidades de crédito, utilizadas principalmente para sacar dinero en efectivo, aunque cada vez ofrecen más servicios. Su facilidad de uso y flexibilidad (están en las oficinas bancarias, pero también en estaciones, aeropuertos, centros comerciales, empresas, etc..., y funcionan las 24 horas del día) los ha convertido en un instrumento bancario muy popular. Se usan normalmente con una tarjeta (de crédito o de débito), y para ciertas operaciones también se puede emplear una libreta de ahorro.

En España hay tres redes de cajeros: Servired, red 4B y red 6000. Y en ellos podrás realizar las siguientes operaciones:

 
  • Sacar dinero en efectivo.
  • Ingresar dinero en efectivo o cheques.
  • Consultar movimientos de tu cuenta.
  • Comprar entradas de espectáculos.
  • Recargar su teléfono móvil.
  • Pedir talonarios de cheques.
  • Domiciliar recibos.
  • Ordenar transferencias.
  •  

Debes saber que el uso de los cajeros automáticos puede estar sujeto al pago de comisiones bancarias.

 

Teléfono

El teléfono es utilizado también por muchas entidades para recibir órdenes de sus clientes. Los sistemas pueden ser dos:

 

- Comunicación a través de operadores programados que, mediante la pulsación de distintas teclas del teléfono, orientan automáticamente al cliente hacia la operación que desea realizar o la información que desea obtener.

 

- Comunicación directa con un empleado del banco, lo que permite la realización de operaciones o la obtención de información, no previstas en la programación.

 

En ambos casos se opera con contraseña o clave secreta (que equivale a la firma en las operaciones físicas), lo cual garantiza la confidencialidad. Además, es necesario firmar un contrato específico de prestación de servicios. La garantía para el banco y para el cliente de que éste ha ordenado una operación es la grabación de la conversación, que debe estar siempre a disposición del cliente.

 

Cada vez con mayor frecuencia, las entidades utilizan los mensajes de móvil SMS, tanto para que los clientes ordenen operaciones, como para facilitarles información sobre sus cuentas u operaciones, para lo que también hay que suscribir el correspondiente contrato.

 

Internet

Muchas entidades de crédito utilizan Internet como una vía importante de comunicación con sus clientes, en combinación o en sustitución de las vías tradicionales y del teléfono, mientras que otras lo utilizan como vía principal o única de su actividad. De hecho, para algunas entidades Internet es el canal principal de comunicación con su clientela.

 

Las posibilidades que ofrece son muy amplias. Además de un canal de presentación de los productos al público en general, sirve para dar información a los clientes sobre las operaciones realizadas o para operar directamente con la entidad. Además, se pueden realizar casi todas las operaciones, así como obtener información.

 
Muchas entidades de crédito utilizan Internet como una vía importante de comunicación con sus clientes

Previsiblemente, su uso crecerá mucho y rápido. Por este motivo cada día aumenta el número de entidades que se apuntan a esta modalidad de banca a distancia, con el fin de no perder la clientela que apuesta por este medio.

 

Al igual que en las operaciones por teléfono, para dar órdenes por Internet es necesario un contrato específico con la entidad y emplear claves secretas.

 

El crecimiento de las operaciones bancarias realizadas por Internet ha ido unido a problemas de seguridad que se han puesto de manifiesto al utilizar esta vía, y que hace que las entidades dediquen cada día más medios para el desarrollo seguro de la banca por Internet.

 

Así, frente a las diversas modalidades de fraude relacionado con la banca por Internet (phishing, pharming, etc,..) las entidades han desarrollado nuevas fórmulas de combinación de claves y una serie de recomendaciones para que el cliente bancario tenga el mínimo riesgo. Por eso te recordamos que debes ser consciente de la existencia de estos riesgos y actuar con cautela.

Fuente: 
Banco de España
Valora el artículo: 
5

Contenidos relacionados