Inicio » Consultas

Sobre arbitraje

Cómo solicitar el Arbitraje de Consumo

Cuando una persona consumidora o usuaria tiene un conflicto con una empresa o profesional, lo más recomendable es presentar una Hoja de Quejas y Reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía.

Etiquetas:

A través de la misma se pone en conocimiento del empresario o profesional, en primer lugar, y de la Administración Pública en segundo lugar, de la existencia de una queja (manifestación de desagrado), reclamación (solicitud de algo) o denuncia (puesta en conocimiento de la Administración de unos hechos sancionables) con relación a los bienes o servicios recibidos.

La presentación de una Hoja de Quejas y Reclamaciones sirve para dejar constancia oficial de la insatisfacción con el servicio o producto; para que se incoe, en su caso, un procedimiento sancionador; para planificar futuras actuaciones inspectoras; para iniciar un intento de mediación entre las partes; y para solicitar un arbitraje de consumo marcando la opción correspondiente a la aceptación del mismo. Todas las personas que comercialicen bienes o presten servicios en Andalucía están obligadas a disponer de Hojas de Quejas y Reclamaciones.

Asegúrate que puedes solicitar el arbitraje

No todos pueden solicitarlo ni cualquier asunto puede resolverse mediante un arbitraje de consumo. En primer lugar, sólo los consumidores finales pueden solicitar arbitraje de consumo. Por ello no se admiten los arbitrajes solicitados por empresarios y autónomos. En segundo lugar, no se admiten las solicitudes en las que los conflictos versen sobre intoxicación, lesión, muerte o aquéllos en que existan indicios racionales de delito, incluida la responsabilidad por daños y perjuicios directamente derivada de ellos. También se rechazarán aquellas solicitudes de arbitraje que resulten infundadas y aquéllas en las que no se aprecie afectación de los derechos y legítimos intereses económicos de los consumidores o usuarios.

No es necesario que la empresa esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo para plantearle un arbitraje aunque eso simplifica mucho las cosas ya que, de no estar adherida, siempre puede rechazar someterse a este medio de resolución de conflictos. Por ello siempre es mejor acudir a establecimientos que exhiben el distintivo de adherido al Sistema Arbitral de Consumo.

Expón los hechos claramente

El Arbitraje de Consumo puede solicitarse a través de una Hoja de Quejas y Reclamaciones o directamente a través de una solicitud de arbitraje. Tanto una como otra puede obtenerlas vía Web. Sea cual sea la opción que tomes recuerda completar todos los datos personales con letra clara y entregarla en un registro público. En cualquier caso es muy importante que completes todos sus datos personales y los de la empresa reclamada. También es posible solicitar el arbitraje a través de la oficina virtual, aunque necesitarás firma electrónica.

Una solicitud de arbitraje puede ser rechazada si lo que se pide no está bien fundamentado. Por ello es muy importante que se expongan con claridad los hechos que han originado el conflicto y sirven de base a la pretensión. Una buena forma de hacerlo es explicar por orden cronológico cómo ha sucedido todo (cuándo contrató, qué contrató, cuando tuvo el primer problema, cuándo reclamó, qué le respondieron, qué perjuicios le han causado, cómo los valora…). Si no tienes suficiente espacio en su solicitud no te preocupes porque puedes anexar cuantas hojas necesites.

 

Valora el artículo: 
5