Salud, bienestar, estética

Información sobre clínicas dentales

A continuación se ofrece información referente a las clínicas dentales: conceptos, requisitos, derechos de las personas consumidoras y recomendaciones, en el supuesto de que, como persona consumidora, vaya a recibir un tratamiento dental en las mismas.

Etiquetas:

Las consultas o clínicas dentales.

Se trata de un establecimiento sanitario, cualquiera que sea su denominación, destinado a la realización del conjunto de actividades profesionales encaminadas a la promoción buco dental y a la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de anomalías y enfermedades de los dientes, de la boca, de los maxilares y de los tejidos anejos.

Los laboratorios de prótesis dental.

Son establecimientos dedicados al diseño, la preparación, la elaboración, la fabricación y la reparación  de las prótesis y aparatos dento-faciales.

Requisitos a cumplir por las consultas o clínicas dentales.

- Las consultas dentales, como espacio físico destinado únicamente a este fin, deberán contar con:

  • Sala de espera con espacio e instalaciones suficientes para asegurar a la persona paciente una eventual espera previa con un grado de comodidad adecuado.
  • Consulta dotada con equipamiento apropiado para los tipos de tratamiento que allí se realicen, encaminados a conseguir un grado razonable de eficiencia bucodental.
  • Equipamiento e instalaciones necesarias para garantizar un adecuado nivel de higiene y la esterilización sistemática del material que lo precise, utilizando medios eficaces para evitar la contaminación por agentes productores de enfermedades transmisibles, con el fin de salvaguardar la salud general.
  • Condiciones de trabajo adecuadas para evitar riesgos a la persona paciente y al personal, especialmente en el uso de radiaciones ionizantes y en la manipulación y almacenamiento de substancias potencialmente tóxicas o irritantes.

- Habrán de dotarse de la tecnología y medios que garanticen una correcta atención de pacientes y una adecuada esterilización y desinfección del material e instrumental utilizado, de los métodos que aseguren la máxima higiene de las personas profesionales, así como del equipamiento de urgencias y las medidas de seguridad que permitan atender cualquier emergencia o complicación que se presente.

- Estarán necesariamente organizadas, gestionadas y atendidas directa y personalmente por una o varias personas odontólogas o estomatólogas colegiadas en el oportuno Colegio Oficial de Odontólogas y Estomatólogos. Asimismo, dispondrán de un fichero de pacientes, con su historia clínica y sus radiografías, que deberá conservarse, al menos, durante 5 años tras la finalización del último tratamiento.

- El personal que les sirva de auxiliar en las labores clínicas deberá contar con la titulación adecuada a las funciones encomendadas.

- En lugar destacado del área de recepción deberá figurar la relación completa del personal sanitario del centro, con expresión de su cualificación o, en su caso, titulación profesional que ostente.

- Como establecimientos sanitarios que son, las consultas y clínicas dentales deberán contar para su actividad con la oportuna autorización sanitaria, así como contar con el oportuno seguro de responsabilidad civil.

- Las consultas y clínicas dentales, como cualquier centro o establecimiento sanitario, tendrán en lugar bien visible un distintivo que permita a las personas usuarias conocer:

  • Que tienen autorización.
  • La clasificación (para en caso de las clínicas dentales es C.2.5.1.).
  • Su oferta asistencial.

- Deberán hacer constar el Número de Registro asignado en la autorización de funcionamiento.

- Como todo centro sanitario, la inscripción de las clínicas dentales en el Registro se hará una vez otorgada la oportuna autorización administrativa, asignándose un Número de Identificación de Centro Autorizado (NICA), que figurará en el distintivo mencionado con anterioridad.

Derechos de las personas usuarias de las clínicas dentales.

Entre otras, se cuentan con los siguientes:

- Elegir de manera libre entre las consultas o clínicas y personal facultativo dentista legalmente establecidos.

- Contratar libremente los servicios profesionales de clínicas y personal facultativo dentista de la confianza de la persona consumidora, previo conocimiento del presupuesto u honorarios de las oportunas prestaciones.

- Conocer la identidad del personal facultativo e higienista que le intervenga.

- Recibir del personal facultativo dentista una información detallada y clara sobre las posibilidades terapéuticas a su patología, pronóstico, temporalización, expectativas, calidades alternativas, riesgos y presupuesto.

- La persona consumidora debe ser informada sobre el plan de mantenimiento o revisión más adecuado a su estado clínico.

- Recibir una información veraz, razonable y suficiente sobre el diagnóstico, pronóstico y tratamiento, con antelación suficiente para poder reflexionar con calma antes de decidir libre y responsablemente si se consiente la práctica o no.

- Recibir una atención de calidad.

- Que quede constancia por escrito o en el soporte técnico más adecuado, de la información obtenida en todos sus procesos asistenciales.

- Que la publicidad no sea engañosa.

- Acceso a la documentación de la historia clínica y obtener copia de los datos que figuren en ella.

- Recepción de factura por las prestaciones recibidas, bien con detalle pormenorizado de las mismas, bien global, si así se prefiriera.

- Conocer la marca y entidad fabricante de los productos sanitarios empleados en su organismo, para de esta forma conocer la composición de los mismos.

- La clínica dental está obligada a facilitarle el importe completo del tratamiento (incluidos los impuestos), con desglose de gastos complementarios o descuentos que sean aplicables, en su caso.

No olvide que:

1) A solicitud de la persona usuaria, la persona profesional dentista elaborará un presupuesto estimativo por escrito, detallando el tipo de tratamiento y los servicios a realizar, así como el coste de los mismos.

2) La persona profesional dentista estará obligada a emitir la factura correspondiente y el informe de alta, a petición de la persona usuaria o una vez finalizado el tratamiento.

Recomendaciones a la hora de utilizar los servicios de una clínica dental.

- Elija siempre clínicas dentales que generen confianza y que estén legalmente constituidas.

- Compare precios y solicite información en varias clínicas dentales respecto al tratamiento que deba hacerse, y escoja la que más se adapte a sus necesidades.

- Si ha de firmar algún documento, léalo con tranquilidad y pregunte sobre cualquier aspecto del mismo que le genere dudas.

- No pagar el tratamiento por adelantado, hágalo siempre al finalizar el tratamiento. Si fracciona el pago, exija factura o justificante por cada pago efectuado.

- Lo que usted deba pagar por un determinado tratamiento, no puede ser superior a lo que se le informó de manera previa.

- Toda información precontractual, publicidad, folletos, presupuestos, contratos, facturas, etc., debe ser cuidadosamente conservado. Se podrá necesitar dicha información en hipotéticas reclamaciones. Además, debe tener en cuenta que toda publicidad vincula a la empresa anunciadora.

- Si financia el tratamiento con la misma clínica dental en virtud de un crédito al consumo vinculado al mismo, debe saber que si la entidad incumple el tratamiento se produce la anulación del crédito de manera automática. No olvide, que puede financiar su tratamiento con cualquier otra entidad o empresa diferente, a su elección.

- Si por la razón que fuera, no recibiera un determinado tratamiento dental previamente contratado:

  • Si ha procedido a pagar el tratamiento al contado, y no se recibiera el servicio, se podrá anular el contrato firmado (por incumplimiento del mismo), y solicitar la devolución de su importe (o el importe de la parte no satisfecha).
  • Si el tratamiento hubiera sido financiado y el servicio no se prestara finalmente, en virtud del artículo 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, el contrato de financiación con la entidad prestamista podrá dejarse sin efecto sin penalización alguna. Efectivamente, este artículo establece, entre otros aspectos, que la persona consumidora podrá desistir del contrato de financiación, del mismo modo que con el contrato de suministro, frente a la entidad prestamista, cuando los bienes o servicios objeto del contrato no hayan sido entregados, en todo o en parte, o no sean conforme a lo pactado en el contrato.
  • Si la entidad financiera no accediera a lo demandado por la persona consumidora, ésta podrá presentar la oportuna reclamación ante la mencionada financiera.
  • Si se hubiera procedido a pagar con tarjeta de crédito, podría solicitar a la entidad de crédito la anulación del cargo y el oportuno reembolso en cuenta.

Recuerde que:

Toda clínica o consulta dental que ofrezca servicios en Andalucía, debe disponer del Libro de Hojas de Quejas y Reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía, a disposición de la persona consumidora que lo solicite.

Si tuviera algún problema o incidencia relacionada con una clínica dental, y ésta estuviera adherida al Sistema Arbitral de Consumo, recuerde que podrá solicitar Arbitraje de Consumo.

Cuando cualquier persona considere que la atención recibida por un determinado Colegio de Odontología y Estomatología o una persona odontóloga o estomatóloga, no se corresponda con lo establecido en el Código Deontológico que regula su ejercicio profesional, podrá formular la oportuna queja o reclamación a través del propio Colegio Profesional. En Andalucía, existe un Colegio de Dentistas por provincia.

Si hubiera visto vulnerados sus derechos en materia de protección de las personas consumidoras y usuarias; por ejemplo, ha habido falta de información previa o ésta ha sido insuficiente o la publicidad facilitada ha resultado ser engañosa, podrá ponerlo en conocimiento de la Administración de Consumo (Oficinas de Información al Consumidor, Servicios Provinciales de Consumo o Dirección General de Consumo).

 

Valora el artículo: