Inicio » Artículos

El autoconsumo de energía eléctrica: ventajas y modalidades

En la actualidad es factible que cualquier persona genere su propia energía eléctrica, haciendo uso de pequeñas instalaciones de energía solar fotovoltaica o mini-aerogeneradores eólicos. Dichas instalaciones pueden estar conectadas a la red interior de la persona consumidora, es el llamado autoconsumo de energía eléctrica.
Energías renovables

La Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, regula en su artículo 9 el autoconsumo de energía eléctrica. El marco normativo del autoconsumo, en virtud de la modificación impuesta por Real decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de las personas consumidoras, así como de acuerdo con el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, recoge dos modalidades: la modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes y la modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes.

Se entiende por autoconsumo el consumo por parte de una o varias personas consumidoras de energía eléctrica proveniente de instalaciones de producción próximas a las de consumo y asociados a los mismos. Como una de las novedades establecidas en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, se establece el autoconsumo colectivo cuando la persona consumidora pertenece a un grupo de varias personas que consumen y se alimentan de energía eléctrica (de forma acordada) proveniente de instalaciones de producción próximas a las de consumo y asociadas a los mismos. El autoconsumo colectivo:

  • Podrá pertenecer a cualquiera de las modalidades de autoconsumo (sin excedentes o con excedentes) cuando este se realice entre instalaciones próximas de red interior.
  • Podrá pertenecer a cualquiera de las modalidades de autoconsumo con excedentes (acogidas a compensación o no acogidas a compensación) cuando este se realice entre instalaciones próximas a través de la red.

El Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, define, asimismo, el concepto de instalación de producción próxima a las de consumo y asociada a las mismas. Con esta figura se propicia realizar el autoconsumo con instalaciones de generación situadas en la misma vivienda (única opción posible antes de la entrada en vigor del Real Decreto 244/2019) y con otras instalaciones ubicadas en las proximidades (novedad del Real Decreto 244/2019). Por lo tanto se entiende por instalación de producción próxima a las de consumo y asociada a las mismas como toda instalación de producción o generación destinada a generar energía eléctrica para suministrar a una o más personas consumidoras acogidas a cualquiera de las modalidades de autoconsumo en las que se cumpla alguna de las siguientes condiciones:

Ventajas del autoconsumo.

El autoconsumo puede suponer grandes ventajas, tanto para la persona consumidora, como para las empresas eléctricas, destacando las siguientes:

  • Propicia que la persona consumidora pueda ahorrar, tanto económica, como energéticamente, con una pequeña inversión (siempre que se diseñe la instalación de modo que esté ajustada a la demanda).
  • Mayor eficiencia del sistema energético, ya que se evitan pérdidas en el transporte al producirse la energía más cerca de los puntos de consumo.
  • Ahorro de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.
  • Se reduce el consumo de combustibles fósiles y la dependencia energética de nuestro país con terceros países.
  • Se propicia la inversión y el ahorro local.

En virtud del Real decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre:

  • La energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de cargos y peajes.
  • En el caso de que se produzca transferencia de energía a través de la red de distribución en instalaciones próximas a efectos de autoconsumo se podrán establecer las cantidades que resulten de aplicación por el uso de dicha red de distribución.
  • Los excedentes de las instalaciones de generación asociadas al autoconsumo estarán sometidos al mismo tratamiento que la energía producida por el resto de las instalaciones de producción, al igual que los deficits de energía que las personas autoconsumidoras adquieran a través de la red de transporte o distribución estarán sometidos al mismo tratamiento que los del resto de personas consumidoras.

Las modalidades de autoconsumo.

De acuerdo con el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, el autoconsumo de energía eléctrica se entiende como consumo por parte de una o varias personas consumidoras de energía eléctrica proveniente de instalaciones de producción próximas a las de consumo y asociadas a los mismos.

En virtud de la Ley 24/2013, se identifican 2 modalidades de autoconsumo: la modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes y la modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes. Las diferentes modalidades de autoconsumo quedan igualmente definidas en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril:

1) Modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes.

En esta modalidad se deberá instalar un mecanismo antivertido que impida la inyección de energía excedentaria a la red de transporte o de distribución. En este caso, existirá un único tipo de sujeto: la persona consumidora.

2) Modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes.

En esta modalidad las instalaciones de producción próximas y asociadas a las de consumo podrán, además de suministrar energía para autoconsumo, inyectar energía excedentaria en las redes de transporte y distribución. En estos casos existirán dos tipos de sujetos: la persona consumidora y la productora de energía eléctrica.

La modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes, se divide en dos: acogida a compensación y no acogida a compensación.

  • Modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes acogida a compensación. Pertenecerán a esta modalidad los casos de suministro con autoconsumo con excedentes en los que la persona consumidora y la productora, de manera voluntaria, opten por acogerse a un mecanismo de compensación de excedentes. Esta opción solo será posible en los casos en los que se cumplan con todas las condiciones siguientes:
  1. La fuente de energía primaria sea de origen renovable.
  2. La potencia total de las instalaciones de producción asociadas no sea superior a 100 kW.
  3. Si resultar necesario realizar un contrato de suministro para servicios auxiliares de producción, la persona consumidora haya suscrito un único contrato de suministro para el consumo asociado y para los consumos auxiliares de producción con una empresa comercializadora.
  4. La persona consumidora y la productora asociada hayan suscrito un contrato de compensación de excedentes de autoconsumo.
  5. La instalación de producción no tenga otorgado un régimen adicional o específico.
  • Modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes no acogida a compensación. Pertenecerán a esta modalidad los casos de autoconsumo con excedentes que no cumplan con alguno de los requisitos para pertenecer a la modalidad acogida a compensación o que voluntariamente opten por no acogerse a dicha modalidad.

Adicionalmente a las modalidades de autoconsumo anteriores, el autoconsumo podrá clasificarse en individual o colectivo en función de si se trata de una o varias personas consumidoras las que estén asociadas a las instalaciones de generación

El autoconsumo colectivo.

Con la entrada en vigor del Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, se habilita la figura del autoconsumo colectivo de tal modo que varias personas consumidoras se podrán unir a una misma planta de generación eléctrica (el caso de comunidades de personas propietarias o de polígonos industriales). En el caso de autoconsumo colectivo, las personas consumidoras participantes que se encuentren asociadas a la misma instalación de generación deberán:

  • Pertenecer a la misma modalidad de autoconsumo.
  • Comunicar de forma individual a la empresa distribuidora como encargada de la lectura, directamente o a través de la empresa comercializadora, un mismo acuerdo firmado por todas las personas participantes que recoja los criterios de reparto.

Los sujetos acogidos a alguna de las modalidades de autoconsumo podrán acogerse a cualquier otra modalidad diferente, adecuando sus instalaciones y ajustándose a los oportunos regímenes jurídicos, técnicos y económicos establecidos en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril y resto de normativa aplicable. Hay que tener en cuenta una serie de puntualizaciones al respecto:

  • En el caso de autoconsumo colectivo, el cambio deberá ser llevado a cabo de manera simultánea por todas las personas consumidoras participantes del mismo, asociadas a la misma instalación de generación.
  • En ningún caso una persona consumidora podrá estar asociada de forma simultánea a más de una de las modalidades de autoconsumo.
  • En los casos en que se realice autoconsumo mediante instalaciones próximas y asociadas a través de la red, el autoconsumo deberá pertenecer a la modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes.

¿Qué son instalaciones conectadas a la red e instalaciones aisladas?

Lo dispuesto en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril:

  • Se aplicará a las instalaciones y sujetos agogidos a cualquiera de las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica (modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes o modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes), que se encuentren conectados a las redes de transporte o distribución.
  • No se aplicará a las instalaciones aisladas y los grupos de generación utilizados exclusivamente en caso de una interrupción de alimentación de energía eléctrica de la red eléctrica.

Son instalaciones conectadas a la red:

  • Las instalaciones de generación conectada en el interior de una red de una persona consumidora, que comparte infraestructuras de conexión a la red con una persona consumidora o que esté unida a esta a través de una línea directa y que tenga o pueda tener, en algún momento, conexión eléctrica con la red de transporte o distribución.
  • También tendrá consideración de instalación de generación conectada a la red aquella que está conectada directamente a las redes de transporte o distribución.
  • Las instalaciones desconectadas de la red por medio de dispositivos interruptores o equivalentes.
  • En el caso de instalaciones de producción conectadas a la red interior de una persona consumidora se considerará que ambas instalaciones están conectadas a la red cuando, o bien la instalación receptora, o bien la instalación de generación están conectadas a la red.

Son instalaciones aisladas:

  • Aquellas en la que no existe en ningún momento capacidad física de conexión eléctrica con la red de transporte o distribución, ni directa, ni indirectamente a través de una instalación propia o ajena.
  • No se considerarán aisladas las instalaciones desconectadas de la red mediante dispositivos interruptores o equivalentes.

IMPORTANTE RECOMENDACIÓN.

Si se decide por el autoconsumo de energía eléctrica como forma de suministro, se recomienda mantener con la comercializadora la tarifa correspondiente al Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (también conocida como tarifa regulada), ya que un eventual traspaso a un contrato en el mercado libre puede no siempre resultar rentable.

Se recomienda, por lo tanto, hacer un estudio pormenorizado de las distintas opciones existentes y decidirse por la más adecuada a sus necesidades y desde el punto de vista económico.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: