Inicio » Artículos

Talleres de reparación de vehículos

El coche se ha convertido en un instrumento de uso cotidiano y en ocasiones en una herramienta de trabajo tan necesaria como nuestros pies y nuestras manos. A pesar de las mejoras que ofrecen las nuevas gamas, acudir al taller para reparar averías o realizar revisiones es una práctica habitual.

Se entiende por talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes, aquellos establecimientos industriales destinados a la reparación de vehículos automóviles o de equipos y componentes de los mismos, incluyendo, entre otros, ciclomotores, remolques, así como su mantenimiento.

Según sea la relación con los fabricantes de vehículos y de equipos y componentes, los talleres se clasifican en:

  1. Talleres genéricos o independientes. No están vinculados a ninguna marca.
  2. Talleres de marca. Están vinculados a empresas fabricantes de vehículos automóviles o de equipos o componentes nacionales o extranjeros.

Por su rama de actividad, los talleres se pueden clasificar en:

  • De mecánica. Pueden realizar todo tipo de trabajos de reparación, sustitución, instalación y reforma de los elementos de los sistemas mecánicos de automóvil, que incluye todos los componentes del vehículo y sus estructuras portantes, equipos y elementos auxiliares. Quedan excluidos los equipos eléctricos, la carrocería y sus accesorios externos e internos.
  • De electricidad-electrónica. Pueden realizar todo tipo de trabajos de reparación, sustitución, instalación y reforma de equipos y componentes eléctricos y electrónicos del automóvil en el motor y en los circuitos de alumbrado, así como señalización, acondicionamiento e instrumentación y control.
  • De carrocería. Pueden realizar trabajos de todo tipo (excepto pintura) en la carrocería, incluyendo los elementos no portantes, así como trabajos de guarnicionería, acondicionamiento y embellecimiento externo e interno.
  • De pintura. Pueden realizar trabajos de revestimiento, pintura y acabado de carrocerías.

Por su especialización, los talleres, realizan trabajos de reparación, instalación o sustitución limitados a determinados tipos de vehículos o sobre determinados equipos o sistemas del vehículo, sin necesidad de estar incluidos en una rama de actividad, se clasifican según su especialidad en:

  1. Motocicletas y ciclomotores a motor. Pueden realizar trabajos de reparación, instalación y sustitución en vehículos de dos o tres ruedas.
  2. Ruedas y neumáticos. Pueden realizar operaciones de reparación y sustitución de cámaras, cubiertas y accesorios de ruedas, así como su equilibrado.
  3. Equipos de inyección. Pueden realizar trabajos de sustitución, reparación y puesta a punto de equipos de inyección para motores tanto de gasolina como diesel.
  4. Aire acondicionado y climatización. Pueden realizar trabajos de instalación y tareas de mantenimiento de equipos de aire acondicionado y climatización.
  5. Autorradios y equipos de comunicaciones. Pueden realizar trabajos de instalación de autorradios, alarmas y equipos de comunicaciones móviles.
  6. Radiadores. Realización de trabajos de  sustitución y reparación de radiadores de refrigeración de agua y aceite, quedando excluidos intercambiadores de los equipos de aire acondicionado.
  7. - Parabrisas, lunetas y cristales.Podrán realizar trabajos de instalación, sustitución y reparación de parabrisas, lunetas y cristales.
  8. - Enganches. Podrán realizar operaciones de instalación de dispositivos de remolque (enganches de bola y otros), quedando excluidas las instalaciones de "quintas ruedas".

Los talleres especialistas sólo podrán realizar trabajos correspondientes a la especialidad en la que están clasificados.

Valora el artículo: