Inicio » Actualidad » Noticias

Noticias

Uno de cada cuatro juguetes inspeccionados por Salud presenta alguna irregularidad tras los análisis del laboratorio

La Junta ha realizado 500 controles compuestos por revisión del etiquetado y toma de muestras en 278 establecimientos comerciales

Uno de cada cuatro juguetes inspeccionados por Salud presenta alguna irregularidad tras los análisis del laboratorio que se han realizado en las muestras recogidas durante la campaña de este año. La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha ofrecido hoy los datos de esta actuación que ha realizado la Dirección General de Consumo durante la que se han desarrollado 500 controles en 278 establecimientos comerciales.

Estas inspecciones están compuestas por revisión del etiquetado y en casos concretos toma de muestras de los juguetes que pueden, a primera vista, presentar alguna irregularidad. De total de 500 revisiones, se ha detectado algún tipo de infracción en 105, lo que supone un 21% de los productos. En concreto, en lo que se refiere a la toma de muestras y su análisis, se han recogido 159 que se han enviado al laboratorio del Instituto Nacional de Consumo para un análisis exhaustivo y en 40 de ellas, un 25% del total, se han detectado irregularidades.

La Consejería de Salud lleva a cabo actualmente una campaña de inspección sobre juguetes para comprobar que estos productos cumplen con la normativa que vela por la protección de los consumidores, que establece fundamentalmente que deben ser seguros e incluir determinada información para usarlos con garantía suficiente. Esta campaña se ha realizado en establecimientos comerciales de las ocho provincias andaluzas, con especial atención a los bazares y comercios que venden juguetes a precio reducido. La mitad de los controles se han realizado en las capitales de provincia y la otra mitad en otras localidades.

A raíz de estas inspecciones de seguridad y etiquetado se han incoado ya 18 expedientes sancionadores. En el caso de que se detecte, a través de los ensayos realizados en laboratorio, que un determinado producto presenta un riesgo grave para la seguridad de las personas consumidoras, se procede a su inclusión en la denominada Red de Alerta, que es un sistema de intercambio rápido de información que funciona a nivel europeo y cuyo objetivo es detectar de la manera más ágil posible artículos inseguros. Tras esta campaña de inspección se han introducido cinco artículos en la Red de Alerta que se han detectado que eran inseguros y en total este año, hasta el 1 de diciembre, se han incluido a instancias de Andalucía un total de 58 productos de los que 34 son juguetes (58,6%).

Si los inspectores detectan irregularidades de tipo informativo, como por ejemplo, que el etiquetado no esté en castellano, se realiza un requerimiento a la empresa responsable para que subsane la anomalía. Si, en cambio, lo que se detecta es una deficiencia en materia de seguridad del producto, se adoptan medidas cautelares para garantizar la seguridad de los consumidores, que pueden ir desde la inmovilización hasta la destrucción del producto en cuestión. Además, la Ley 13/2003 de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía establece sanciones que pueden oscilar entre los 200 y los 400.000 euros en función de la gravedad de la infracción.

Este año se ha realizado una campaña específica de juguetes magnéticos, que contienen o están formados por imanes sueltos o desmontables, durante la que se han realizado 55 controles en 27 establecimientos. Se han detectado deficiencia en materia de etiquetado en dos juguetes, lo que supone el 3,6% del total.

Montero ha valorado la labor que se realiza desde la Administración andaluza para el control de posibles artículos que no cumplen con las normas de seguridad y, especialmente los que están destinados a niñas y niños. Según la titular de Salud, dicha labor de supervisión del mercado se traduce en la detección de numerosos artículos potencialmente inseguros y, a su vez, en un número muy escaso de reclamaciones de los usuarios en relación a este tipo de productos (57 reclamaciones sobre juguetes en lo que va de año).

Formación e información para el consumo responsable

La titular de Salud ha detallado la labor inspectora que lleva a cabo durante el año la Junta sobre este tipo de productos, cuya venta prolifera en la época navideña, así como las actividades informativas que Consumo está realizando en relación con los juguetes y, especialmente, ante la llegada de las fiestas, si bien los consejos y recomendaciones que la Administración autonómica lanza son extensibles al resto del año.

En cuanto a la formación e información al consumidor, Montero ha explicado que su departamento está distribuyendo folletos informativos que, bajo el título 'Juguetes: una elección segura', tienen como objetivo trasladar la información básica que debe tenerse en cuenta a la hora de adquirir este tipo de productos, así como una serie de recomendaciones en materia de seguridad y desde la perspectiva de los derechos de los consumidores. Estos trípticos se están repartiendo entre los centros de Educación Infantil y Primaria de la comunidad autónoma, para que así lleguen a las madres y padres de alumnos, a sus familiares y al colectivo de educadores. En total, se han editado 650.000 trípticos.

El folleto se estructura en tres bloques fundamentales para orientar en la elección, la compra y el uso del juguete. Incluye además un apartado final con las recomendaciones específicas de los juguetes más adecuados para cada edad del niño o la niña, según ha señalado María Jesús Montero, que ha precisado que recoge pautas esenciales, como por ejemplo, que a la hora de elegir un producto se compruebe que lleve la marca CE, que indica que su fabricante asegura que cumple la normativa de seguridad establecida por la Unión Europea.

Igualmente, se insiste en que tenga las instrucciones de uso en castellano, así como que contenga las advertencias necesarias si entraña algún riesgo especial, como por ejemplo si no es conveniente para niños menores de 3 años, si está destinado únicamente para mayores de 10 años o si deben ser usados bajo la vigilancia de un adulto, son otras de las indicaciones que incluye el folleto.

Asimismo, se recomienda no dejarse impresionar por la publicidad, visitar diferentes establecimientos para tener más opciones o encontrar mejores precios o, si es posible, probar el juguete antes de comprarlo son otros de los consejos, ha añadido la consejera, que ha insistido en que se deben guardar siempre las facturas para posibles cambios o devoluciones.

Actos en las ocho provincias

Además, la Consejería de Salud viene organizando desde el mes de noviembre y hasta el próximo 15 de diciembre actos en las ocho provincias andaluzas para dar a conocer entre la población cuáles son los consejos esenciales a la hora de comprar un juguete. Para ello, se van a llevar a cabo acciones participativas y lúdicas, como talleres para niños y niñas con monitores o charlas informativas para madres y padres, en las que también tendrá lugar el reparto de folletos. El objetivo es que este conjunto de recomendaciones llegue a todos los hogares andaluces.

La Junta emite también un video ilustrativo sobre las recomendaciones básicas que hay que seguir a la hora de elegir y comprar los juguetes, que se está proyectando en las 2.000 pantallas instaladas en las salas de espera de los centros de salud y hospitales de Andalucía, y se podrá descargar desde la página web www.informarseessalud.org.

Se recomienda no dejarse impresionar por la publicidad y probar el juguete antes de comprarlo

En su intervención, la consejera ha señalado que existe un grupo específico de productos, que dentro del conjunto de los juguetes, son saludables y posibilitan el desarrollo psicofísico de la población infantil. En este grupo destacan, por edades, los sonajeros, mordedores y muñecos de goma, en los primeros seis meses de vida; los pequeños gimnasios o alfombra de actividades, pelotas pequeñas blandas o pequeños columpios para sujetar en las puertas, de los seis meses al año; correpasillos, triciclos, pelotas, juguetes para encajar figuras, del año a los tres; bicicletas con patines, coches de pedales, canastas pequeña de baloncesto, juegos de habilidad como rompecabezas o de tenis con pelota sujeta a una goma, de los tres a los cinco años; bicicletas, patines, patinetes de 3-4 ruedas o puzzles, de los cinco a los seis años; y de seis a 12 años todos los artículos utilizados para el ejercicio físico y aquellos que fomentan las actividades en equipo, sean deportivas o intelectuales.

Valora la noticia: