Inicio » Artículos

La venta y el suministro de los productos del tabaco

El objeto principal de la Ley 28/2005 es el establecimiento de las limitaciones en la venta, suministro y consumo de los productos del tabaco, y regular la publicidad, la promoción y el patrocinio de tales productos, todo referido a las operaciones al por menor.

Etiquetas:

Se entiende por productos del tabaco los productos que pueden ser consumidos y constituidos, total o parcialmente, por tabaco, genéticamente modificado o no.

Se entiende por tabaco de uso oral todos los productos destinados al uso oral, con excepción de los productos para inhalar o mascar, constituidos total o parcialmente por tabaco en forma de polvo, de partículas finas o en cualquier combinación de esas formas, en particular los presentados en sobres de dosis o en sobres porosos. Un envase de recarga es un receptáculo de líquido que contiene a su vez nicotina, el cual puede utilizarse para recargar un dispositivo susceptible de liberación de nicotina.

Los espacios de uso público son lugares accesibles al público en general o lugares de uso colectivo, sean públicos o privados (en todo caso se incluyen los vehículos de transporte público o colectivo). En el ámbito de la hostelería se refiere a todo espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de 2 paredes, muros o paramentos.

Los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina son productos o cualquiera de sus componentes, incluidos un cartucho, un depósito y el dispositivo sin cartucho o depósito, que pueda usarse para el consumo de vapor que contenga nicotina a través de una boquilla. Los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina pueden ser desechables o recargables mediante un envase de recarga y un depósito o recargables con cartuchos de un solo uso.

En cuanto al comercio de este tipo de productos:

  • Se entiende como comercialización de los mismos, la puesta de estos productos, independientemente de su lugar de fabricación, a disposición de las personas consumidoras, mediante pago o no de dichos productos, incluso mediante la venta a distancia. En el caso de ventas a distancia transfronterizas, el producto debe estar comercializado en el Estado miembro donde se encuentra la persona consumidora.
  • Se denominan ventas a distancia transfronterizas, las ventas a distancia a las personas consumidoras, cuando, en el momento en que se encarga el producto, la persona consumidora se encuentra en un Estado miembro diferente del Estado miembro o el tercer país en el que está establecido el establecimiento minorista. Se considera que un establecimiento minorista está establecido en un Estado miembro:

1) En el caso de una persona física, si su centro de actividad comercial se encuentra en ese Estado miembro.

2) En otros casos, si tiene su sede social, su administración central o su actividad comercial, incluida una sucursal, una agencia u otro establecimiento en ese Estado miembro.

Venta y suministro de los productos del tabaco al por menor.

  • Sólo podrá realizarse en la red de expendedurías de tabaco y timbre o a través de máquinas expendedoras de establecimientos autorizados.
  • Queda prohibido la venta o entrega de productos del tabaco a las personas menores de 18 años. Esta prohibición se extiende a cualquier otro producto que imite a éstos e induzca a fumar.
  • Se prohíbe la venta de dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos con forma de productos de tabaco y que puedan resultar atractivos para las personas menores.
  • En el empaquetado de los productos del tabaco vendrá indicada una referencia expresa a la prohibición de su venta a personas menores de 18 años.
  • En los establecimientos autorizados para la venta y suministro de productos del tabaco, habrá carteles en lugar visible que informen, en castellano y lenguas cooficiales, de la prohibición de venta de tabaco a personas menores de 18 años y adviertan sobre los perjuicios para la salud derivados del uso del tabaco. A las personas compradoras sobre las que haya dudas de su edad se exigirá que éstas acrediten su edad.
  • No se podrá comercializar, vender y suministrar cigarrillos y cigarritos no provistos de capa natural en unidades sueltas o empaquetamientos de menos de 20 unidades. Se prohíbe, asimismo, la comercialización del tabaco de uso oral.
  • Estará prohibido la entrega, suministro o distribución de muestras de cualquier producto del tabaco (gratuitas o no) y la venta de productos del tabaco con descuento, en el ejercicio de una actividad comercial o empresarial.
  • Queda prohibida la venta o suministro al por menor de productos del tabaco de forma indirecta o no personal, mediante venta a distancia o similares.

Venta y suministro de productos del tabaco a través de máquinas expendedoras.

Se hará bajo las condiciones enumeradas a continuación:

  • Se prohíbe el uso de estas máquinas por personas menores de 18 años.
  • Estas máquinas sólo podrán ubicarse en el interior de quioscos de prensa de la vía pública y en locales cuya actividad principal sea la venta de prensa con acceso directo a la vía pública, en las tiendas de conveniencia ubicadas en estaciones de servicio, así como en locales (salas de fiesta, de juego o de uso público en general, salvo en espacios al aire libre; hostales, hoteles y análogos, salvo en los espacios al aire libre; bares, restaurantes y resto de locales de restauración cerrados) en una localización que permita la vigilancia directa y permanente de uso por parte de la persona titular del local o trabajadores/as.
  • No se podrán ubicar en las zonas anexas o de acceso previo a los locales (cortavientos, porches, pórticos, pasillos de centros comerciales, vestíbulos, distribuidores, escaleras, soportales o similares).
  • En la superficie frontal  de las máquinas figurará, de forma clara y visible, en castellano y en las lenguas cooficiales, una advertencia sanitaria sobre los perjuicios para la salud derivados del uso del tabaco, especialmente para las personas menores.
  • Estas máquinas deberán incorporar mecanismos técnicos adecuados que permitan impedir el acceso a personas menores de edad.
  • En estas máquinas no se podrán suministrar otros productos distintos al tabaco.
  • Las máquinas expendedoras de productos del tabaco se inscribirán en un Registro Especial gestionado por el Comisionado para el Mercado de Tabacos.
Valora el artículo: