Inicio » Articulos

Lo que hay que saber acerca de los denominados “chiringuitos financieros”

De acuerdo con la Guía informativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los denominados “chiringuitos financieros” son entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar debidamente autorizadas para ello. Por lo tanto, hay que mostrar especial cautela ante los mismos.
Inversiones

Los conocidos como “chiringuitos financieros” actúan al margen de la ley y se caracterizan por:                                

  • No estar registrados en la CNMV ni en el Banco de España, es decir no han acreditado el cumplimiento de determinados requisitos (capital suficiente, organización, medios adecuados, etc.).
  • No estar adheridos al Fondo de Garantía de Inversiones o de Depósitos, es decir, en casos de insolvencia de la entidad no autorizada, las personas inversoras no se encuentran protegidas.

Las personas que invierten han de tener especial cautela con las entidades de inversión no autorizadas ya que si tienen algún problema no podrán acudir a los mecanismos de protección de la persona inversora.

En la página de la CNMV, podrá encontrar información sobre entidades no autorizadas y otras entidades.

Las formas con las que estas entidades fraudulentas contactan con la clientela potencial son variadas y no muy diferentes a las habitualmente utilizadas por las entidades autorizadas:

  • Llamadas telefónicas. Se trata de llamadas inesperadas y sin solicitud previa por parte de la persona afectada.
  • Correo ordinario. Por medio de cartas y publicidad se pretende que las personas contacten por teléfono o visitando su web, con los “chiringuitos financieros”.
  • Internet o correo electrónico. Por ejemplo, a través de “spam” o envío indiscriminado de ofertas comerciales no solicitadas por correo electrónico (ninguna entidad autorizada para la inversión utilizará la técnica del “spam”). Estafas cada vez más frecuentes son el “phishing” o el pharming (páginas web visitadas no se corresponden con las verdaderas sino con otras creadas para recabar datos personales).
  • Anuncios. Realizados en prensa, revistas, televisión, teletexto de la televisión, etc.
  • Referencias personales. Las personas afectadas toman sus decisiones de invertir basándose en recomendaciones de personas conocidas y familiares. En estos casos hay que tener especial cuidado con la denominada estafa piramidal. Las recomendaciones para invertir realizadas por personas sin conocimientos no deben ser utilizadas para que la persona se decida a invertir (dichas recomendaciones deben ser realizadas por personas profesionales o entidad autorizada para ello).

Los “chiringuitos financieros” utilizan toda una batería de técnicas persuasivas para conseguir el objetivo de que una determinada persona decida invertir. Algunas de ellas son:

  • Realizan predicciones acertadas.
  • Las personas que pertenecen a las entidades fraudulentas se disfrazan bajo una apariencia de respetabilidad y de éxito.
  • Utilizan para engatusar a las personas un lenguaje incomprensible y lleno de tecnicismos que las personas potenciales inversoras no llegan a entender.
  • Ofrecen productos de alta rentabilidad con poco o ningún riesgo.
  • Actúan con insistencia para conseguir que la potencial persona inversora decida invertir sin pensarlo demasiado y sin meditar sobre la oferta.
  • Presionando psicológicamente a la potencial persona inversora.

¿Cómo actúan las entidades de inversión autorizadas?

Las entidades de inversión autorizadas para operar en el campo de las inversiones:

  • Están obligadas a informar adecuadamente a la potencial clientela sobre los productos de inversión, siendo esta información imparcial, clara y no engañosa.
  • La potencial clientela debe conocer la naturaleza y los riesgos que se contraen con la contratación del producto de inversión, así como sus características.
  • Se encuentran sometidos a estrictos códigos de conducta.

Por lo tanto, son rasgos diferenciadores de las entidades autorizadas que no se dan en las no autorizadas (“chiringuitos financieros”):

  • Antes de la contratación del oportuno producto de inversión, siempre solicitarán la información de la clientela sobre sus conocimientos y experiencia en inversiones y con el  producto en cuestión.
  • Siempre solicitarán información sobre nivel de estudios, profesión, operaciones financieras realizadas con anterioridad, situación financiera, objetivos de la inversión, etc.
  • Nunca se presiona a la potencial clientela para que invierta en un determinado producto.
  • Nunca hacen ofertas en la que digan que existen altas rentabilidades sin ningún riesgo. El riesgo cero no existe.
  • Antes de que dichas entidades autorizadas contacten con la potencial clientela, han obtenido el oportuno permiso de ella para dicho contacto. Hay que empezar a sospechar si una determinada entidad desconocida se pone en contacto con la clientela para ofrecerle un producto de inversión.

¿Qué hay que hacer ante la sospecha de que se esté ante un “chiringuito financiero”?

Lo primero que hay que hacer es desconfiar de cualquier entidad desconocida que ofrezca un producto de inversión. Es recomendable informarse de si dicha entidad está debidamente autorizada para la prestación de servicios de inversión, para lo cual, antes de hacer entrega del dinero a una entidad:

  • Se aconseja la puesta en contacto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para así tener seguridad de que se trata de una entidad autorizada, registrada y supervisada la que ofrece los servicios de inversión:
  1. Por teléfono (902 14 92 00).
  2. Acudiendo a su página web.
  3. Consultando las advertencias sobre las entidades de las que se sospecha que están prestando servicios de inversión sin autorización, que la CNMV difunde de manera regular.
  • Asimismo, se puede visitar la página web de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) donde los organismos supervisores incluyen advertencias sobre las entidades.
  • Es conveniente, además, hacer una serie de preguntas a la persona de contacto que dice venir en nombre de una determinada entidad que ofrece supuestos servicios de inversión. De esta forma se podrá saber si estamos o no ante un “chiringuito financiero”.
  • En el caso de que haya realizado ya aportaciones de dinero en la inversión a una entidad considerada “chiringuito financiero”, se recomienda:
  1. En un primer momento se recomienda pedirles que devuelvan el dinero y apercibirles que si no lo hacen se pondrán los hechos en conocimiento de las autoridades oportunas (Juzgado o Comisaría de Policía oportunos).
  2. No continúe realizando aportaciones de dinero.
  3. Tanto si la clientela consigue que se le devuelva el dinero invertido, como si no lo consigue, es recomendable poner los hechos en conocimiento de la CNMV y denunciar los hechos en la Comisaría de Policía o al Juzgado oportunos.

Para mayor información puede consultar los siguientes documentos elaborados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV):

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Asimismo, para información más específica sobre la cuestión puede consultar en la web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV):

Fuente: 
Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)
Valora el artículo: