Inicio » Artículos

Comercio justo

El comercio justo es una forma alternativa de comercio promovida por instituciones y ONGs que promueve una relación justa entre las entidades productoras de los bienes y las personas consumidoras, además de evitar la explotación de las trabajadoras y los trabajadores.

El objetivo principal del comercio justo es evitar las grandes diferencias entre el precio que pagan las personas consumidores de los países desarrollados y el dinero que se les paga a productores y productoras en los países en vías de desarrollo.

Según la Red de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, este tipo de comercio está basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, y busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales.

Además, contribuye al desarrollo sostenible al ofrecer unas condiciones comerciales favorables y asegurar los derechos de entidades productoras y personas trabajadoras, especialmente en comunidades empobrecidas del sur. Por este motivo se considera una potente herramienta de cooperación al desarrollo.

Los principales criterios que establece la Red de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo son:

  • Salarios y condiciones laborales dignas para productores y productoras del sur, organizados en asociaciones, cooperativas o grupos con un funcionamiento democrático.
  • Protección de los derechos fundamentales de las personas.
  • Igualdad entre mujeres y hombres.
  • No a la explotación infantil.
  • Elaboración de artículos de calidad con prácticas favorables al medio ambiente. 

Según la página web de la Red de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo el también llamado comercio alternativo es un movimiento internacional formado por organizaciones del sur y del norte, con el doble objetivo de mejorar el acceso al mercado de entidades productoras más desfavorecidas y cambiar las injustas reglas del comercio internacional.

En este sentido, la novedad del comercio justo es que las organizaciones del norte no se limitan a transferir recursos para crear infraestructuras, capacitar o prefinanciar a los grupos productores, sino que participan activamente en la comercialización mediante la importación, distribución o venta directa al público.

Según esta organización, se trata de la única red comercial en la que las entidades intermediarias están dispuestas a reducir sus márgenes para que le quede un mayor beneficio a la entidad productora.

La Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) es una comunidad global de empresas sociales que practican el Comercio Justo, repartidas en 76 países. La WFTO define el comercio justo como una asociación comercial basada en el diálogo, la transparencia y el respeto que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible al ofrecer mejores condiciones comerciales y garantiza los derechos de las entidades productoras y la personas trabajadoras marginadas, especialmente en el sur. Asimismo, la WFTO recoge una serie de principios, en total 10, del comercio justo:

  • Oportunidades para las entidades productoras desfavorecidas.
  • Transparencia y responsabilidad.
  • Prácticas comerciales justas.
  • Pago justo.
  • No al trabajo infantil, no al trabajo forzoso.
  • No a la discriminación. Igualdad de género. Libertad de asociación.
  • Buenas condiciones de trabajo.
  • Desarrollo de capacidades.
  • Promoción de comercio justo.
  • Respeto al medio ambiente.

​La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) perteneciente al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, es el principal órgano de gestión de la cooperación española, orientada a la lucha contra la pobreza y al desarrollo humano sostenible. Entre los elementos transversales de la cooperación española se encuentran los referentes a: los derechos humanos, las libertades fundamentales, la perspectiva de género, la calidad medioambiental y el respeto a la diversidad cultural, en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: