Inicio » Artículos

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV)

A continuación, se ofrecen los aspectos más destacados que se deben conocer por las personas consumidoras a la hora de someter a su vehículo a una inspección técnica.

Etiquetas:

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un servicio ofrecido por la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, S.A. (VEIASA), dependiente de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía (www.veiasa.es). Con su actuación se pretende aumentar la seguridad vial por medio de la reducción de los fallos mecánicos y controlar los niveles de emisiones contaminantes y de ruido producidas por los vehículos a motor. Se comprueban, entre otros, los siguientes elementos: acondicionamiento exterior, carrocería y chasis; acondicionamiento interior; alumbrado y señalización; emisiones contaminantes; frenos; dirección; ejes; suspensión; conjunto motor y transmisión.

Son las Estaciones ITV las instalaciones que tienen por objeto la ejecución material de estas inspecciones técnicas, estando oportunamente habilitadas por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

 

Tipos de inspecciones

  • Periódicas. Son las denominadas inspecciones reglamentarias, cuyo objeto es comprobar si el vehículo reúne las condiciones mínimas de seguridad y medioambientales para circular por las vías públicas. La periodicidad con que se realizan dependerá de: tipo de vehículo, antigüedad y uso al que se destina.
  • No periódicas. Inspecciones que se realizan a los vehículos con carácter extraordinario, a petición de la persona titular del mismo o para cumplimentar un determinado requerimiento legal. Pueden, por lo tanto, realizarse por: reformas de los vehículos, expedición de tarjetas ITV, previas a la matriculación, previas al cambio de destino, a requerimiento de la Autoridad, por transferencia de la propiedad, voluntarias, por vehículo accidentado, etc.

 

Frecuencia de las inspecciones (para las inspecciones periódicas).

Las inspecciones periódicas tendrán una determinada frecuencia que vendrá marcada por: el tipo de vehículo, la antigüedad y el uso al que se destina:

- Ciclomotores de 2 ruedas.

La primera inspección a los 3 años y después cada 2 años.

- Motocicletas, vehículos de 3 ruedas, cuadriciclos y quads.

La primera inspección a los 4 años y después cada 2 años.

- Vehículos de uso privado dedicados al transporte de personas, con capacidad de hasta 9 plazas, incluido la persona conductora, autocaravanas y vehículos vivienda (excluidos los anteriores).

La primera inspección a los 4 años, después cada 2 años, y cuando el vehículo cumpla los 10 años, anualmente.

- Ambulancias y vehículos de servicio público dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar, con capacidad de hasta 9 plazas, incluida la persona conductora.

Hasta los 5 años de manera anual y desde los 5 años de manera semestral.

- Vehículos de servicio de alquiler y de escuela de personas conductoras, dedicados al transporte de personas con capacidad de hasta 9 plazas, incluido la persona que lo conduce (incluidos: ciclomotores, motocicletas, vehículos de 3 ruedas, cuadriciclos y quads).

La primera inspección a los 2 años, después de manera anual y a partir de los 5 años de manera semestral.

- Vehículos dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar y de personas menores, con capacidad para 10 o más plazas, incluida la persona conductora.

Hasta los 5 años de manera anual y desde los 5 años de manera semestral.

- Vehículos y conjuntos de vehículos dedicados al transporte de mercancías o cosas de masa máxima autorizada menos o igual a 3.500 Kg.

La primera inspección será a los 2 años, entre los 2 y 6 años será de carácter bienal, entre los 6 y 10 años será de carácter anual y de más de 10 años será de carácter semestral.

- Vehículos dedicados al transporte de mercancías o cosas, de masa máxima autorizada mayor de 3,5 Tm.

Hasta los 10 años de carácter anual y desde los 10 años de carácter semestral.

- Caravanas remolcadas de masa máxima autorizada mayor de 750 Kg.

La primera inspección será a los 6 años y desde los 6 años será de carácter bienal.

- Vehículos agrícolas: tractores, maquinaria autopropulsada, remolques y otros vehículos especiales, excepto motocultores y maquinas equiparadas.

La primera inspección será a los 8 años, entre los 8 y 16  años será de carácter bienal y desde los 16 años será de carácter anual.

- Vehículos especiales destinados a obras y servicios y maquinaria autopropulsada, excluidos los de velocidad por construcción sea menor de 25 km/h.

La primera inspección será a los 4 años, desde los 4 a los 10 años será bienal y desde los 10 años será anual.

- Estaciones transformadoras móviles y vehículos adaptados para la maquinaria del circo o ferias recreativas ambulantes.

La primera inspección será a los 4 años, desde los 4 hasta los 6 años será de carácter bienal y desde los 6 años será de carácter anual.

 

La antigüedad del vehículo deberá ser computada a partir de la fecha de matriculación que conste en el permiso de circulación.

En todos los casos, el plazo de validez de las inspecciones comenzará a contar a partir de la fecha en que la inspección haya sido considerada favorable.

 

¿Qué apartados se verifican durante las inspecciones periódicas?

  • La identificación del vehículo (documentación, nº de bastidor y placas de matrícula).
  • El estado exterior del vehículo (carrocería y chasis del vehículo).
  • El estado interior del vehículo (asientos, cinturones de seguridad, campo de visión, inexistencia de aristas vivas, chequeo del airbag,…).
  • El sistema de alumbrado y señalización (luces de cruce y carretera, de intermitencia, de frenado, de niebla,…).
  • El nivel de emisiones (ruido en los vehículos de dos ruedas, monóxido de carbono en los vehículos de gasolina y humos en los vehículos diésel).
  • Los frenos del vehículo.
  • La dirección.
  • Los ejes, los neumáticos y la suspensión del vehículo.
  • El estado del motor y de la transmisión.
  • La no existencia en el vehículo de reformas sin legalizar.

 

Resultado de las inspecciones técnicas

El resultado de la ITV se hará constar en la oportuna tarjeta ITV del vehículo. La realización de la inspección podrá desembocar en los siguientes resultados:

- Inspección Favorable. A la persona titular de todo vehículo que supere la inspección se le facilitará el oportuno distintivo a modo de pegatina de color que deberá colocarse, de manera obligatoria, en lugar bien visible del vehículo.

- Inspección Desfavorable. Se concederá a la persona titular del vehículo un plazo inferior a 2 meses. El vehículo quedará inhabilitado para circular por las vías públicas, excepto para su traslado al taller o para la regularización de la situación y vuelta a la estación de ITV para la nueva inspección. Si transcurren los 2 meses y el vehículo no se ha presentado a inspección se propondrá la baja del vehículo.

- Inspección Negativa. Por medio de la inspección desfavorable, se considera que el vehículo acusa deficiencias o desgastes de tal naturaleza que la utilización del mismo constituye un peligro para las personas. El vehículo deberá ser trasladado hasta su destino por medios ajenos al propio vehículo.

Cuando se realice la inspección (favorable, desfavorable o negativa) la estación ITV emitirá el oportuno Informe de ITV.

 

Recomendaciones para pasar la ITV

- Es importante realizar una comprobación personal del vehículo: observación de los neumáticos, comprobar si las luces (faros, intermitentes, luces de emergencia, luces de freno, luces de marcha atrás, faros antiniebla) funcionan, revisión general del estado del vehículo (carrocería, placa de matrícula), etc.

- Antes de dirigirse a la estación ITV, es recomendable dirigirse a un taller de confianza para que le realicen una revisión de los elementos principales de su vehículo: niveles de los líquidos (de freno, agua, anticongelante, aceite), filtro de aire, filtro de aceite, neumáticos, luces, funcionamiento correcto del claxon y limpiaparabrisas. Picando aquí puede obtener una serie de recomendaciones en materia de talleres de vehículos.

- Debe saber que las deficiencias que, con más frecuencia, se detectan durante las inspecciones de los vehículos son las relacionadas con: los neumáticos, las luces y la señalización, las emisiones, la suspensión,…

- Una vez verificado que su vehículo está en estado óptimo para pasar la oportuna inspección, debe solicitar cita en su estación ITV más cercana. Para ello puede acceder a la página Web de VEIASA (http://www.veiasa.es/). Es recomendable, antes de pasar la inspección, que realice algunos kilómetros para que el vehículo llegue a una temperatura normal de funcionamiento, así como que los niveles de los gases de emisión también sean correctos.

- Al dirigirse a la estación de ITV debe llevar consigo la documentación del vehículo, en particular la tarjeta de la inspección técnica y el permiso de circulación. Recuerde llevar además siempre consigo, y en su caso, el informe de la inspección anterior y la pegatina distintivo colocada en lugar bien visible del parabrisas.

- No olvide que, a la hora de pasar la inspección, siempre causará una mejor impresión un vehículo bien cuidado y limpio, que uno que esté sucio y descuidado.

 

RECUERDE QUE

Cuando la inspección o la reserva de cita se realicen dentro del plazo para la inspección, se aplicará una reducción del 10% de las tarifas establecidas.

Cuando la inspección se realice con un retraso de más de 1 mes respecto del plazo para pasar la inspección, se aplicará un incremento del 12% de las tarifas establecidas

Las estaciones de ITV están obligadas a disponer de la Hoja de Quejas y Reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía a disposición de la persona consumidora o usuaria que la solicite. A través de ella, la persona consumidora podrá poner de manifiesto cualquier queja o reclamación relacionada con el servicio recibido en la estación.

Asimismo, VEIASA está adherida al Sistema Arbitral de Consumo, por lo que ante cualquier problema o incidencia ocurrida podrá presentar una Solicitud de Arbitraje. Debe saber que:

  • VEIASA está adherida a la Junta Arbitral Regional de Andalucía (sita en Plaza Nueva, 4, C.P.: 41071 - Sevilla). Por ello, es a esta Junta Arbitral donde deben ir dirigidas las solicitudes de arbitraje presentadas contra VEIASA.
  • Cuando se presenta una solicitud de arbitraje contra VEIASA, la forma de resolución del arbitraje será en derecho, lo cual supone que para resolver el concreto asunto se acude a la norma aplicable al caso y se aplica.

 

Valora el artículo: