Inicio » Infórmate » Normativas

Normativas

Ley 60/2003, de 23 de diciembre de arbitraje

Esta ley surge de la necesidad de mejora y seguimiento de la evolución del arbitraje y de la acomodación a la Ley Modelo de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional.

La nueva regulación se sistematiza en nueve títulos, de los cuales el primero contiene las disposiciones generales sobre arbitraje; el segundo, las normas de competencia objetiva y territorial para el conocimiento de todos los procedimientos de apoyo y control del arbitraje; y el tercero se dedica a la regulación de la figura del árbitro o árbitros.

En el resto se títulos se habla de la competencia de los árbitros; de las actuaciones arbitrales; del laudo y otras posibles formas de terminación del procedimiento arbitral; la anulación y revisión del laudo; la ejecución forzosa del laudo; y la autorización de laudos extranjeros.

Ámbito:

Valora esta página: 

Preguntas frecuentes

 ¿Cuándo puedo interponer demanda de ejecución de un laudo arbitral?

 ¿Cuándo puedo interponer demanda de ejecución de un laudo arbitral?

Para poder ejecutar un laudo arbitral es necesario tener en cuenta que “No se despachará ejecución de resoluciones procesales o arbitrales o de acuerdos de mediación, dentro de los veinte días posteriores a aquel en que la resolución de condena sea firme, o la resolución de aprobación del convenio o de firma del acuerdo haya sido notificada al ejecutado.” Una vez transcurrido el plazo de 20 días sin que se haya cumplido lo convenido en el laudo, el consumidor podrá solicitar la ejecución del mismo.

¿Dónde puedo interponer demanda de ejecución de un laudo arbitral?

¿Dónde puedo interponer demanda de ejecución de un laudo arbitral?

Es importante que el consumidor sea consciente de que las decisiones arbitrales no pueden ser ejecutadas por la propia Junta Arbitral, siendo la emisión y notificación del laudo los últimos pasos en los que son competentes.

Para la ejecución de los laudos arbitrales hay que interponer una demanda de ejecución ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde se haya dictado el laudo.

 Requisitos importantes que debo conocer a la hora de interponer demanda de ejecución de un laudo.

 Requisitos importantes que debo conocer a la hora de interponer demanda de ejecución de un laudo.

Junto con la demanda de ejecución habrá que adjuntar: el laudo arbitral, el convenio arbitral de adhesión de la empresa, las notificaciones de los laudos así como documentos que se consideren útiles para su ejecución.

Habrá que presentar la demanda junto con todos los documentos arriba mencionados, en el Registro del Juzgado de Primera instancia, que designará el Juzgado que conocerá del asunto. Es por ello que en el encabezamiento de la demanda se solicita “ Al Juzgado de Primera Instancia que por turno de reparto corresponda” ya que el laudo no proviene de un procedimiento judicial.

Una vez admitida la demanda, el juez dictará un Auto solicitando la ejecución del laudo que no puede ser objeto de ningún recurso.

Se remitirá al deudor copia de la demanda y del Auto para que pueda personarse en la ejecución en cualquier momento.

 ¿Tengo que acudir con abogado y procurador?

 ¿Tengo que acudir con abogado y procurador?

Interponer una demanda de ejecución de un laudo arbitral de consumo no requiere representación procesal, ya que la resolución no se ha dictado en un proceso donde se requiriera la presencia de ambos profesionales, excepto cuando la cuantía a reclamar supere los 2.000 euros (modificación del Real Decreto Ley 5/2012 de 5 de marzo). Exceptuando lo anterior, estos profesionales son opcionales, no obligatorios. Es preciso tener en cuenta que las cantidades reclamadas en Consumo no suelen ser muy elevadas, por lo que la representación procesal podría suponer un gasto excesivo e innecesario.

 En caso de acudir con abogado y procurador, ¿puedo hacer uso de la Asistencia  Jurídica gratuita?

 En caso de acudir con abogado y procurador, ¿puedo hacer uso de la Asistencia  Jurídica gratuita?

Al no exigir la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, asistencia de abogado o procurador en el procedimiento, el consumidor no tendría derecho a la prestación de estos profesionales establecidos por la Asistencia Jurídica Gratuita, aún cumpliendo con los requisitos económicos recogidos en la Ley reguladora de la materia.

Si el demandante decide acudir con abogado y procurador, los gastos derivados por su atención profesional correrán a cargo del mismo.

¿ Las tasas judiciales afectan al procedimiento de demanda ejecutiva de laudos arbitrales?

¿ Las tasas judiciales afectan al procedimiento de demanda ejecutiva de laudos arbitrales?

Con fecha de 24 de febrero de 2013 entra en vigor el Real Decreto-ley 3/2013, de 22 de febrero, por el que se modifica el régimen de las tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y en el que se excluye del pago de la tasa judicial la “interposición de la demanda de ejecución de laudos dictados por las Juntas Arbitrales de Consumo”.

 Actuaciones a realizar en el caso de que no se ejecute el Auto de ejecución.

 Actuaciones a realizar en el caso de que no se ejecute el Auto de ejecución.

Hay que tener claro que ante el Auto de ejecución no cabe recurso alguno; es por ello que en la parte dispositiva del mismo se insta al ejecutado para que en el plazo de diez días se persone ante ese Juzgado y manifieste una relación de bienes y derechos suficientes para cubrir la cuantía de la ejecución.

Por tanto, si el ejecutado decide no cumplir con lo dispuesto en el Auto, el ejecutante deberá instar al embargo de los bienes del ejecutado presentando escrito de ejecución de embargo ante el mismo Juzgado que dictó el Auto.

No estoy de acuerdo con el laudo arbitral. ¿Puedo pedir en la demanda ejecutiva que el juez se pronuncie sobre el asunto?

No estoy de acuerdo con el laudo arbitral. ¿Puedo pedir en la demanda ejecutiva que el juez se pronuncie sobre el asunto?

Claramente no. Dentro de los 10 días siguientes a la notificación del laudo,  cualquiera de las partes podrán solicitar a los árbitros lo  siguiente: La corrección de cualquier error de cálculo, de copia, etc; o  la aclaración de algún punto o de una parte concreta del laudo. Una vez transcurrido ese plazo, ninguna de las partes podrá solicitar a los Juzgados que se pronuncien sobre el mismo asunto ya que el laudo arbitral es definitivo y tiene efecto de cosa juzgada.

Podría ejercitarse, la acción de anulación dentro de los dos meses siguientes a la notificación del laudo cuando la parte solicitante alegue lo siguiente:

  • que el convenio arbitral no existe o no es válido.
  • Que no ha sido debidamente notificada de la designación de un árbitro, o de las actuaciones arbitrales o no ha podido hacer valer sus derechos por cualquier motivo.
  • Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no sometidas a su decisión.
  • Que la designación de los árbitros o el procedimiento arbitral no se ha ajustado al acuerdo entre las partes, salvo que dicho acuerdo fuera contrario a una norma imperativa de esta Ley.
  • Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje.
  • Que el laudo es contrario al orden público.

Estos son los cauces de los que se pueden hacer uso, pero la demanda ejecutiva del laudo arbitral no entra en el asunto que fundamenta la decisión (el petitum), simplemente se centra en instar a la parte deudora a que ejecute la pretensión  a la que se le ha condenado

 ¿Me pueden denegar el despacho de ejecución por nulidad del Convenio arbitral de oficio?

 ¿Me pueden denegar el despacho de ejecución por nulidad del Convenio arbitral de oficio?

En principio, al Juez de primera instancia le queda vedada la posibilidad de denegar la ejecución forzosa de un laudo arbitral que haya cumplido con todos los requisitos formales del procedimiento arbitral, establecidos en la Ley de Arbitraje y en la Ley de Enjuiciamiento Civil. No obstante, la jurisprudencia más reciente ha cuestionado esta postura, llegando a la conclusión de que en aras de protección del consumidor cabe la denegación del despacho de ejecución de un laudo por apreciar de oficio la nulidad del convenio arbitral, pese a que ninguna de las partes del procedimiento haya solicitado la anulación.