Inicio » Infórmate » Normativas

Normativas

Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad

Esta ley no sólo ha seguido las directrices comunitarias en la materia, sino que ha procurado también inspirarse en las diversas soluciones vigentes en el espacio jurídico intereuropeo.

Etiquetas:

En los Títulos I y II de esta norma se establecen las disposiciones generales y las definiciones o tipos de publicidad ilícita; y se articulan las modalidades de intervención administrativa en los casos de productos, bienes, actividades o servicios que puedan causar riesgos para la vida o la seguridad de las personas.

En el Título III se establecen las especialidades de los contratos publicitarios que ha parecido interesante destacar sobre el fondo común de la legislación civil y mercantil. Y en el Título IV las normas de carácter procesal que han de regir en materia de sanción y represión de la publicidad ilícita.

Ámbito:

Valora esta página: 

Contenidos relacionados

Preguntas frecuentes

¿Qué se entiende por publicidad?

¿Qué se entiende por publicidad?

Se entiende por publicidad toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones. (Artículo 1 Ley 34/1988)

¿Cuándo se puede considerar que la publicidad ilícita?

¿Cuándo se puede considerar que la publicidad ilícita?

Cuando:

a) La publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, especialmente a los que a la igualdad, honor, intimidad personal y familiar, a la propia imagen entendiéndose incluidos los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria.

b) La publicidad dirigida a menores que les incite a la compra de un bien o de un servicio, explotando su inexperiencia o credulidad, o en la que aparezcan persuadiendo de la compra a padres o tutores. No se podrá, sin un motivo justificado, presentar a los niños en situaciones peligrosas ni inducir a error sobre las características o seguridad de los productos, ni sobre la capacidad y aptitudes necesarias para su uso.

c) La publicidad subliminal.

d) La que infrinja lo dispuesto en la normativa que regule la publicidad de determinados productos, bienes, actividades o servicios.

e) La publicidad engañosa, la publicidad desleal y la publicidad agresiva, que tendrán el carácter de actos de competencia desleal. (Artículo 3 Ley 34/1988)

¿Qué se entiende por publicidad subliminal?

¿Qué se entiende por publicidad subliminal?

Se entiende por publicidad subliminal la que utiliza técnicas de producción de estímulos de intensidades que se sitúan en la frontera o por debajo de los umbrales de percepción sensorial, y puede actuar sobre el público destinatario sin que éste la perciba conscientemente. (Artículo 4 Ley 34/1988)

¿Qué productos o servicios requieren de autorización administrativa previa para publicitarse?

¿Qué productos o servicios requieren de autorización administrativa previa para publicitarse?

La publicidad de materiales o productos sanitarios y de aquellos otros sometidos a reglamentaciones técnico-sanitarias, así como la de los productos, bienes, actividades y servicios susceptibles de generar riesgos para la salud o seguridad de las personas o de su patrimonio (por ejemplo, los de juegos de suerte, envite o azar). Este régimen especial también podrá establecerse cuando la protección de los valores y derechos constitucionalmente reconocidos así lo requieran. (Artículo 5 Ley 34/1988)

¿Cuáles son las cuestiones que deben especificar los reglamentos que regulen la publicidad de un determinado producto o servicio?

¿Cuáles son las cuestiones que deben especificar los reglamentos que regulen la publicidad de un determinado producto o servicio?

Especificarán: a) La naturaleza y características de los productos, bienes, actividades y servicios cuya publicidad sea objeto de regulación. Estos reglamentos establecerán la exigencia de que en la publicidad de estos productos se recojan los riesgos derivados, en su caso, de la utilización normal de los mismos. b) La forma y condiciones de difusión de los mensajes publicitarios. c) Los requisitos de autorización y, en su caso, registro de la publicidad, cuando haya sido sometida al régimen de autorización administrativa previa. (Artículo 5.2 Ley 34/1988)

¿Pueden ser objeto de publicidad los productos estupefacientes, psicotrópicos y medicamentos?

¿Pueden ser objeto de publicidad los productos estupefacientes, psicotrópicos y medicamentos?

Los productos estupefacientes, psicotrópicos y medicamentos, destinados al consumo de personas y animales, solamente podrán ser objeto de publicidad en los casos, formas y condiciones establecidos en las normas especiales que los regulen. (Artículo 5.4 Ley 34/1988)

¿Está permitida la publicidad de bebidas alcohólicas?

¿Está permitida la publicidad de bebidas alcohólicas?

La publicidad de bebidas con graduación alcohólica superior a 20 grados centesimales está prohibida a través de la televisión. Está prohibida la publicidad de bebidas alcohólicas en aquellos lugares donde esté prohibida su venta o consumo. Además, la forma, contenido y condiciones de la publicidad de bebidas alcohólicas serán limitados reglamentariamente en orden a la protección de la salud y seguridad de las personas, teniendo en cuenta los sujetos destinatarios, la no inducción directa o indirecta a su consumo indiscriminado y en atención a los ámbitos educativos, sanitarios y deportivos. (Artículo 5.5 Ley 34/1988)

¿Debe quedar claro en un medio de comunicación cuándo estamos efectivamente ante publicidad?

¿Debe quedar claro en un medio de comunicación cuándo estamos efectivamente ante publicidad?

Sí. Los medios de difusión deslindarán clara y perceptiblemente las afirmaciones efectuadas dentro de su función informativa de las que se hagan como simples vehículos de publicidad. Los anunciantes deberán asimismo desvelar inequívocamente el carácter publicitario de sus anuncios. (Artículo 9 Ley 34/1988)

¿Qué se considera publicidad desleal por engañosa?

¿Qué se considera publicidad desleal por engañosa?

Se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos:

a) La existencia o la naturaleza del bien o servicio.

b) Las características principales del bien o servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, su composición, sus accesorios, el procedimiento y la fecha de su fabricación o suministro, su entrega, su carácter apropiado, su utilización, su cantidad, sus especificaciones, su origen geográfico o comercial o los resultados que pueden esperarse de su utilización, o los resultados y características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio.

c) La asistencia posventa al cliente y el tratamiento de las reclamaciones.

d) El alcance de los compromisos del empresario o profesional, los motivos de la conducta comercial y la naturaleza de la operación comercial o el contrato, así como cualquier afirmación o símbolo que indique que el empresario o profesional o el bien o servicio son objeto de un patrocinio o una aprobación directa o indirecta.

e) El precio o su modo de fijación, o la existencia de una ventaja específica con respecto al precio.

f) La necesidad de un servicio o de una pieza, sustitución o reparación, y la modificación del precio inicialmente informado, salvo que exista un pacto posterior entre las partes aceptando tal modificación.

g) La naturaleza, las características y los derechos del empresario o profesional o su agente, tales como su identidad y su solvencia, sus cualificaciones, su situación, su aprobación, su afiliación o sus conexiones y sus derechos de propiedad industrial, comercial o intelectual, o los premios y distinciones que haya recibido.

h) Los derechos legales o convencionales del consumidor o los riesgos que éste pueda correr.

Cuando el empresario o profesional indique en una práctica comercial que está vinculado a un código de conducta, el incumplimiento de los compromisos asumidos en dicho código, se considera desleal, siempre que el compromiso sea firme y pueda ser verificado, y, en su contexto fáctico, esta conducta sea susceptible de distorsionar de manera significativa el comportamiento económico de sus destinatarios. (Artículo 5, 21, 22, 23 y 27 Ley 3/1991)

¿Qué conductas se consideran desleales por engañosas en relación con los consumidores y usuarios?

¿Qué conductas se consideran desleales por engañosas en relación con los consumidores y usuarios?

1. Realizar una oferta comercial a un precio determinado sin revelar la existencia de motivos razonables que hagan pensar al empresario o profesional que dichos bienes o servicios u otros equivalentes no estarán disponibles al precio ofertado. 2 .Realizar una oferta comercial a un precio determinado para luego, negarse a mostrar el bien o servicio ofertado, no aceptar pedidos o solicitudes de suministro, negarse a suministrarlo en un período de tiempo razonable, enseñar una muestra defectuosa del bien o servicio promocionado o desprestigiarlo. 3 .Las prácticas comerciales relativas a las ventas en liquidación cuando sea incierto que el empresario se encuentre en alguno de los supuestos previstos para este tipo de ventas. 4 .Las prácticas comerciales que ofrezcan un premio, de forma automática, o en un concurso o sorteo, sin conceder los premios descritos u otros de calidad y valor equivalente. 5. Describir un bien o servicio como "gratuito", "regalo", "sin gastos" sin ser cierto. 6. Crear la impresión falsa, de que ya ha ganado o ganará un premio o similar, si realiza un acto determinado, cuando en realidad no existe tal premio o el consumidor debe efectuar un pago. (Artículos 22 Ley 3/1991)

¿Qué prácticas comerciales se reputan desleales por engañosas en relación con los códigos de conducta?

¿Qué prácticas comerciales se reputan desleales por engañosas en relación con los códigos de conducta?

Sobre códigos de conducta, se reputan desleales por engañosas, las prácticas comerciales que afirmen sin ser cierto:

a) Que el empresario o profesional está adherido a un código de conducta.

b) Que un código de conducta ha recibido el refrendo de un organismo público o cualquier otro tipo de acreditación.

c) Que un empresario o profesional, sus prácticas comerciales, o un bien o servicio ha sido aprobado, aceptado o autorizado por un organismo público o privado, o hacer esa afirmación sin cumplir las condiciones de la aprobación, aceptación o autorización.

La exhibición de un sello de confianza o de calidad o de un distintivo equivalente, sin haber obtenido la necesaria autorización, es igualmente, en todo caso, una práctica comercial desleal por engañosa. (Artículo 21 Ley 3/1991)

¿Qué prácticas comerciales se reputan desleales en relación con la naturaleza y propiedades de los bienes o servicios, su disponibilidad y los servicios de postventa?

¿Qué prácticas comerciales se reputan desleales en relación con la naturaleza y propiedades de los bienes o servicios, su disponibilidad y los servicios de postventa?

Sobre la naturaleza y propiedades de los bienes o servicios, su disponibilidad y los servicios posventa se reputa desleal, por engañoso, entre otros: 1. Afirmar o crear por otro medio la impresión de que un bien o servicio puede ser comercializado legalmente no siendo cierto. 2. Alegar que los bienes o servicios pueden facilitar la obtención de premios en juegos de azar. 3. Proclamar, falsamente, que un bien o servicio puede curar enfermedades, disfunciones o malformaciones. 4. Afirmar, no siendo cierto, que el bien o servicio sólo estará disponible durante un período de tiempo muy limitado o que sólo estará disponible en determinadas condiciones durante un período de tiempo muy limitado a fin de inducir al consumidor o usuario a tomar una decisión inmediata, privándole así de la oportunidad o el tiempo suficiente para hacer su elección con el debido conocimiento de causa. 5. Comprometerse a proporcionar un servicio posventa a los consumidores o usuarios sin advertirles claramente antes de contratar que el idioma en el que este servicio estará disponible no es el utilizado en la operación comercial. 6. Crear la impresión falsa de que el servicio posventa del bien o servicio promocionado está disponible en un Estado miembro distinto de aquel en el que se ha contratado su suministro. Igualmente se consideran desleales por engañosas las prácticas que: 1. Presenten los derechos que otorga la legislación a los consumidores o usuarios como si fueran una característica distintiva de la oferta del empresario o profesional. 2. Realicen afirmaciones inexactas o falsas en cuanto a la naturaleza y la extensión del peligro que supondría para la seguridad personal del consumidor y usuario o de su familia, el hecho de que el consumidor o usuario no contrate el bien o servicio. 3. Transmitan información inexacta o falsa sobre las condiciones de mercado o sobre la posibilidad de encontrar el bien o servicio, con la intención de inducir al consumidor o usuario a contratarlo en condiciones menos favorables que las condiciones normales de mercado. 4. Incluyan en la documentación de comercialización una factura o un documento similar de pago que dé al consumidor o usuario la impresión de que ya ha contratado el bien o servicio comercializado, sin que éste lo haya solicitado. 5. Afirmen de forma fraudulenta o creen la impresión falsa de que un empresario o profesional no actúa en el marco de su actividad empresarial o profesional, o presentarse de forma fraudulenta como un consumidor o usuario. (Artículo 23 y 27 Ley 3/1991)

¿Qué conductas se entienden desleales por confusas en relación con los consumidores y usuarios?

¿Qué conductas se entienden desleales por confusas en relación con los consumidores y usuarios?

Se considera desleal todo comportamiento que resulte idóneo para crear confusión con la actividad, las prestaciones o el establecimiento ajenos. El riesgo de asociación por parte de los consumidores respecto de la procedencia de la prestación es suficiente para fundamentar la deslealtad de una práctica. En las relaciones con consumidores y usuarios, se reputan desleales aquéllas prácticas comerciales, incluida la publicidad comparativa, que, en su contexto fáctico y teniendo en cuenta todas sus características y circunstancias, creen confusión, incluido el riesgo de asociación, con cualesquiera bienes o servicios, marcas registradas, nombres comerciales u otras marcas distintivas de un competidor, siempre que sean susceptibles de afectar al comportamiento económico de los consumidores. Asimismo, se reputa desleal promocionar un bien o servicio similar al comercializado por un determinado empresario para inducir de manera deliberada al consumidor a creer que el bien o servicio procede de este empresario sin ser cierto. (Artículo 6, 20 y 25 Ley 3/1991)

¿Qué omisiones se entienden desleales por engañosas en relación con los consumidores y usuarios?

¿Qué omisiones se entienden desleales por engañosas en relación con los consumidores y usuarios?

Se considera desleal la omisión u ocultación de la información necesaria para que el destinatario adopte o pueda adoptar una decisión relativa a su comportamiento económico con el debido conocimiento de causa. Es también desleal si la información que se ofrece es poco clara, ininteligible, ambigua, no se ofrece en el momento adecuado, o no se da a conocer el propósito comercial de esa práctica, cuando no resulte evidente por el contexto. Para la determinación del carácter engañoso de estos actos, se atenderá al contexto en que se producen, teniendo en cuenta todas sus características, circunstancias y las limitaciones de espacio o de tiempo del medio de comunicación utilizado. (Artículo 7 Ley 3/1991)

¿Qué prácticas se entienden desleales por agresivas?

¿Qué prácticas se entienden desleales por agresivas?

Se considera desleal todo comportamiento que, teniendo en cuenta sus características y circunstancias, sea susceptible de mermar de manera significativa, mediante acoso, coacción, incluido el uso de la fuerza, o influencia indebida, la libertad de elección o conducta del destinatario en relación al bien o servicio y, por consiguiente, afecte o pueda afectar a su comportamiento económico. A estos efectos, se considera influencia indebida la utilización de una posición de poder en relación con el destinatario de la práctica para ejercer presión, incluso sin usar fuerza física ni amenazar con su uso. (Artículo 8, Ley 3/1991)

¿Qué se entiende por acoso, coacción o influencia indebida en realción con las prácticas desleales agresivas?

¿Qué se entiende por acoso, coacción o influencia indebida en realción con las prácticas desleales agresivas?

Para determinar si una conducta hace uso del acoso, la coacción o la influencia indebida se tendrán en cuenta: a) El momento y el lugar en que se produce, su naturaleza o su persistencia. b) El empleo de un lenguaje o un comportamiento amenazador o insultante. c) La explotación por parte del empresario o profesional de cualquier infortunio o circunstancia específicos lo suficientemente graves como para mermar la capacidad de discernimiento del destinatario, de los que aquél tenga conocimiento, para influir en su decisión con respecto al bien o servicio. d) Cualesquiera obstáculos no contractuales onerosos o desproporcionados impuestos por el empresario o profesional cuando la otra parte desee ejercitar derechos legales o contractuales, incluida cualquier forma de poner fin al contrato o de cambiar de bien o servicio o de suministrador. e) La comunicación de que se va a realizar cualquier acción que, legalmente, no pueda ejercerse. (Artículo 8, Ley 3/1991)

¿Qué se entienden por prácticas desleales agresivas por coacción con los consumidores y usuarios?

¿Qué se entienden por prácticas desleales agresivas por coacción con los consumidores y usuarios?

En concreto, en relación con los consumidores y usuarios se consideran agresivas por coacción las prácticas comerciales que hagan creer al consumidor o usuario que no puede abandonar el establecimiento del empresario o profesional o el local en el que se realice la práctica comercial, hasta haber contratado, salvo que dicha conducta sea constitutiva de infracción penal. (Artículos 28 y 29 Ley 3/1991)

¿Qué se entienden por prácticas desleales agresivas por acoso con los consumidores y usuarios?

¿Qué se entienden por prácticas desleales agresivas por acoso con los consumidores y usuarios?

Se consideran agresivas por acoso realizar visitas en persona al domicilio del consumidor o usuario, ignorando sus peticiones para que el empresario o profesional abandone su casa o no vuelva a personarse en ella. Igualmente se reputa desleal realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia, salvo en las circunstancias y en la medida en que esté justificado legalmente para hacer cumplir una obligación contractual. El empresario o profesional deberá utilizar en estas comunicaciones sistemas que le permitan al consumidor dejar constancia de su oposición a seguir recibiendo propuestas comerciales de dicho empresario o profesional. Para que el consumidor o usuario pueda ejercer su derecho a manifestar su oposición a recibir propuestas comerciales no deseadas, cuando éstas se realicen por vía telefónica, las llamadas deberán realizarse desde un número de teléfono identificable. (Artículos 28 y 29 Ley 3/1991)

¿Qué prácticas se entienden desleales por agresivas con los menores?

¿Qué prácticas se entienden desleales por agresivas con los menores?

Y en cuanto a los menores, se reputa desleal por agresivo, incluir en la publicidad una exhortación directa a los niños para que adquieran bienes o usen servicios o convenzan a sus padres u otros adultos de que contraten los bienes o servicios anunciados. (Artículo 30 Ley 3/1991)

¿Existen alguna prácticas que en todo caso se considere desleal por agresivo?

¿Existen alguna prácticas que en todo caso se considere desleal por agresivo?

En todo caso, se considera desleal por agresivo: 1. Exigir al consumidor o usuario, ya sea tomador, beneficiario o tercero perjudicado, que desee reclamar una indemnización al amparo de un contrato de seguro, la presentación de documentos que no sean razonablemente necesarios para determinar la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo o dejar sistemáticamente sin responder la correspondencia al respecto, con el fin de disuadirlo de ejercer sus derechos. 2. Exigir el pago inmediato o aplazado, la devolución o la custodia de bienes o servicios suministrados por el comerciante, que no hayan sido solicitados por el consumidor o usuario, salvo cuando el bien o servicio en cuestión sea un bien o servicio de sustitución suministrado de conformidad con lo establecido en la legislación vigente sobre contratación a distancia con los consumidores y usuarios. 3. Informar expresamente al consumidor o usuario de que el trabajo o el sustento del empresario o profesional corren peligro si el consumidor o usuario no contrata el bien o servicio. (Artículo 31 Ley 3/1991)

¿Qué prácticas se entienden desleales por denigrantes en relación con los consumidores y usuarios?

¿Qué prácticas se entienden desleales por denigrantes en relación con los consumidores y usuarios?

Se considera desleal la realización o difusión de manifestaciones sobre la actividad, las prestaciones, el establecimiento o las relaciones mercantiles de un tercero que sean aptas para menoscabar su crédito en el mercado, a no ser que sean exactas, verdaderas y pertinentes. En particular, no se estiman pertinentes las manifestaciones que tengan por objeto la nacionalidad, las creencias o ideología, la vida privada o cualesquiera otras circunstancias estrictamente personales del afectado. (Artículo 9 Ley 3/1991)

¿Está permitida la comparación pública en los competidores?

¿Está permitida la comparación pública en los competidores?

La comparación pública, incluida la publicidad comparativa, mediante una alusión explícita o implícita a un competidor estará permitida si cumple los siguientes requisitos: a) Los bienes o servicios comparados habrán de tener la misma finalidad o satisfacer las mismas necesidades. b) La comparación se realizará de modo objetivo entre una o más características esenciales, pertinentes, verificables y representativas de los bienes o servicios, entre las cuales podrá incluirse el precio. c) En el supuesto de productos amparados por una denominación de origen o indicación geográfica, denominación específica o especialidad tradicional garantizada, la comparación sólo podrá efectuarse con otros productos de la misma denominación. d) No podrán presentarse bienes o servicios como imitaciones o réplicas de otros a los que se aplique una marca o nombre comercial protegido. (Artículo 10 Ley 3/1991)

He recibido un trato discriminatorio en cuanto al precio de un producto en relación con otro cliente. ¿Es esto correcto?

He recibido un trato discriminatorio en cuanto al precio de un producto en relación con otro cliente. ¿Es esto correcto?

No. El tratamiento discriminatorio del consumidor en materia de precios y demás condiciones de venta se reputará desleal, a no ser que medie causa justificada. (Artículo 16 Ley 3/1991)

¿Es la venta piramidal una práctica desleal por engañosa?

¿Es la venta piramidal una práctica desleal por engañosa?

Se considera desleal por engañoso, en cualquier circunstancia, crear, dirigir o promocionar un plan de venta piramidal en el que el consumidor o usuario realice una contraprestación a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores o usuarios en el plan, y no de la venta o suministro de bienes o servicios. (Artículo 24 Ley 3/1991)

¿Qué es la venta a pérdida?¿Puede considerarse como una práctica desleal?

¿Qué es la venta a pérdida?¿Puede considerarse como una práctica desleal?

En principio, la fijación de los precios es libre. La venta a perdida, es aquella que se realiza, a bajo coste o por debajo del coste de adquisición del producto. Se considera desleal cuando pueda inducir a error en relación al precio del resto de productos del establecimiento, cuando desacrediten la imagen del producto o cuando tenga como fin principal eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado. (Artículo 17 Ley 3/1991)

¿Qué es una práctica comercial encubierta?

¿Qué es una práctica comercial encubierta?

Se considera practica comercial encubierta aquella información que se ofrezca en los medios de comunicación, para promocionar un bien o servicio, pagando el empresario o profesional por dicha promoción, sin que quede especificado de una manera clara para el consumidor o usuario que se trata de un contenido publicitario. (Artículo 26 Ley 3/1991)

¿Se consideran desleales las prácticas comerciales encubiertas?

¿Se consideran desleales las prácticas comerciales encubiertas?

Sí, estas prácticas se consideran deslealales por ser engañosas para el consumidor o usuario ya que no queda claramente especificado que se trata de un contenido publicitario. (Artículo 26 Ley 3/1991)

¿Qué acciones puedo ejercitar si he sido perjudicado o amenazado en mis intereses económicos por una conducta desleal?

¿Qué acciones puedo ejercitar si he sido perjudicado o amenazado en mis intereses económicos por una conducta desleal?

Cualquier persona física o jurídica que participe en el mercado, cuyos intereses económicos resulten directamente perjudicados o amenazados por la conducta desleal, está legitimada para el ejercicio de las siguientes acciones: 1ª Acción declarativa de deslealtad. 2ª Acción de cesación de la conducta desleal o de prohibición de su reiteración futura. Asimismo, podrá ejercerse la acción de prohibición, si la conducta todavía no se ha puesto en práctica. 3ª Acción de remoción de los efectos producidos por la conducta desleal. 4ª Acción de rectificación de las informaciones engañosas, incorrectas o falsas. 5ª Acción de resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados por la conducta desleal, si ha intervenido dolo o culpa del agente. Frente a la publicidad ilícita están legitimados además, quienes tengan un derecho subjetivo o un interés legítimo. La acción de enriquecimiento injusto sólo podrá ser ejercitada por el titular de la posición jurídica violada. (Artículo 32 y 33 Ley 3/1991)