Inicio » Artículos

Recomendaciones en materia de estaciones de servicio

Los combustibles que se ponen a los vehículos son inflamables por lo que a la hora de utilizar los servicios de una gasolinera hay que seguir unas pautas de seguridad y tomar una serie de precauciones.

Si necesita repostar, es recomendable que ponga atención a los carteles informativos de las estaciones de servicio. En dichos carteles, se informa, entre otros aspectos, sobre los precios de los diferentes combustibles. Estos precios varían de una estación de servicio a otra, por lo que comparar la información de los carteles puede permitir obtener cierto ahorro al repostar. En estos carteles se informa, además, de la modalidad de suministro: si la estación de servicio está atendida por personal, o funciona en régimen de autoservicio.

Cuando llegue a la estación de servicio y proceda a repostar, es obligatorio seguir una serie de pautas o normas de conducta que redundan en la seguridad en el repostaje. Algunas de ellas son:

  • Fíjese en la información que aparece en los carteles informativos que han de existir en la zona exterior de la instalación y lo más próxima posible de los surtidores.
  • Apague las luces, la radio, el motor, y ponga el freno de mano.
  • No fume, ni encienda cerillas o mecheros.
  • No utilice los teléfonos móviles, incluso apagándolos. La utilización del móvil mientras se reposta puede ocasionar distracciones.
  • Por seguridad propia, y mientras se reposta o va a abonar el servicio, cierre el vehículo y no deje las llaves puestas en el contacto.
  • Hasta que finalice el repostaje y coloque la manguera de nuevo en el surtidor, no debe entrar en el vehículo.
  • Ninguna persona debe salir del vehículo mientras se realiza la operación de repostaje.
  • Para evitar el peligro que pueda suponer la electricidad estática a la hora de repostar, es recomendable que antes de ello toque alguna parte metálica de su vehículo.
  • Es siempre aconsejable no llenar el depósito hasta el tope máximo, de forma que se deje un espacio en el mismo a la expansión del combustible. Aparte de no llenarlo hasta el tope máximo para evitar los peligros del derrame, hay que dejar al menos un 5% del volumen sin llenar.
  • Una vez que se haya realizado el repostaje, hay que dejar la manguera colocada correctamente en el surtidor y cerrar adecuadamente el tapón del depósito del vehículo.

Si la estación de servicio es en modalidad de autoservicio (como sucede de manera habitual) antes de repostar asegúrese de que ha seleccionado el combustible adecuado (gasolina o gasoil).

Recuerde que si tiene dudas en cuanto a la cantidad de combustible que le han suministrado, puede solicitar la realización de una comprobación ya que todas las estaciones de servicio deben contar con un recipiente o vasija de 10 litros de capacidad debidamente calibrado, al objeto de que la persona consumidora que lo solicite pueda comprobar la exactitud de la cantidad de combustible suministrado por los surtidores.

Si ha tenido alguna incidencia o problema en una estación de servicio que ofrezca sus servicios en la Comunidad Autónoma de Andalucía, puede solicitar la oportuna hoja de quejas y reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía.

Si la estación de servicio se encuentra adherida al Sistema Arbitral de Consumo, la empresa estará obligada a someterse a arbitraje de consumo ante cualquier solicitud de arbitraje que sea presentada por la persona consumidora.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: