Inicio » Articulos

Consejos para un consumo responsable

En la actualidad, existe una creciente concienciación de consumir bienes de manera responsable, por ejemplo adquiriendo productos ecológicos o procedentes del denominado comercio justo.
Consumo responsable

Si quiere realizar un consumo responsable le ofrecemos una serie de pautas a seguir:

  • Huya del consumir por consumir y de la cultura del usar y tirar.
  • Haga un consumo responsable en los supermercados:
  1. Compre alimentos locales y de temporada. 
  2. Elija productos frescos en lugar de procesados. 
  3. Evite los productos con un embalaje excesivo. 
  4. Seleccione los productos con certificación de calidad o con la "A" de consumo energético eficiente. 
  5. Escoja productos biodegradables o con el distintivo de respetuoso con el medio ambiente.
  • Ahorre energía y utilícela de forma eficiente:
  1. Apague luces y aparatos eléctricos que no se estén utilizando. 
  2. Utilice bombillas de bajo consumo, aproveche todas las horas de luz natural. 
  3. Coloque placas térmicas o solares para calentar el agua de casa. 
  4. Revise los cerramientos de puertas y ventanas para conservar el calor.

Si desa conocer cuál es la huella de carbono derivada del consumo de electricidad y gas en su hogar existen varias herramientas en internet, como la que pone a disposición el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

  • Haga un uso racional del agua:
  1. Mantenga en buen estado las instalaciones para que no haya fugas. 
  2. Ahorre gastos innecesarios con gestos sencillos como poner el lavavajillas o la lavadora solo cuando estén llenos. 
  3. Cierre el grifo mientras se lava los dientes, se afeita o friega los platos.
  • Camine en lugar de coger el coche; utilice la bicicleta y los transportes públicos.
  • Si va en coche, realice una conducción eficiente:
  1. Utilice las marchas largas para ahorrar combustible,
  2. Circule con una velocidad uniforme,
  3. Evite los frenazos, los acelerones o los cambios de marcha innecesarios.
  4. Apague el motor si va a parar durante más de un minuto.
  • Emplee la llamada banca ética. Económicamente es tan segura como la tradicional pero sus rendimientos se emplean en usos sociales y/o solidarios.
  • Compre productos de comercio justo. De esta forma estará pagando el margen necesario para que las personas que los producen trabajen en condiciones dignas.
  • Reutilice los productos que todavía tengan vida útil. Llévealos a comercios de segunda mano, regálelos a organismos sociales como albergues o asociaciones benéficas, alquile lo que precises si es una necesidad puntual, o pídalo prestado a algún conocido.
  • Recicle. Deposita sus residuos en su contenedor correspondiente y no tire nunca por el desagüe aceites o sustancias tóxicas.
  • Actúe de forma ecológicamente sostenible, aplicando la regla de las "r" (reducir, reutilizar, reciclar):
  1. Reducir implica que se eviten productos con exceso de embalaje, que se consuma la energía justa o que se reduzca el consumo de productos tóxicos y contaminantes como las pilas.
  2. Reutilizar significa volver a usar los productos que todavía tienen vida útil. Cuantos más productos se pueda volver a utilizar, menos recursos se tendrán que explotar.
  3. Reciclar se refiere a la transformación de los materiales que ya hayan sido utilizados en nuevos productos destinados al consumo. Es importante que recuerde que para poder llevar a cabo un adecuado reciclaje se debe separar cada material en casa.
 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: 
4